Busca en mi blog o donde quieras

jueves, 3 de febrero de 2011

Shhh...

Hay deseos internos y silenciosos. Tan tímidos ellos, que prefieren pasar desapercibidos. Perderse en ese laberinto que es el rojo y sembrar un árbol para tener sombra siempre. 
Por supuesto, las raíces duelen...

10 comentarios:

Torcuato dijo...

Si. Es difícil sacarlos fuera. A veces, incluso por que no se nos muestran ni a nosotros mismos.
Un besico, Annie.

Novicia Dalila dijo...

Esos deseos forman parte de lo más profundo de nosotros mismos y no solemos compartirlos con nadie... Nos recreamos en ellos y los lloramos o reímos, según toque, pero en la intimidad.
Las raices es lo que más duele de todo lo que conozco.

Un beso muy fuerte, Parce.

florero_plus dijo...

He tenido deseos que me han parecido imposibles de conseguir en algún momento y han terminado por cumplirse.
Si las raices son fuertes ... esa fuerza ayuda a que deseos difíciles se cumplan.

Besos o abrazos según elijais.

Temujin dijo...

Que Fortuna permita que tus deseos se hagan realidad.

Novicia Dalila dijo...

Un beso, Parce :*

Temujin dijo...

Pues yo te doy otro, para no ser menos que Novicia....,

Annie dijo...

Tor no sólo se nos esconden, otras veces es que los guardamos tan profundamente que olvidamos que siguen ahí.

Un beso mágico

Annie dijo...

Parce hoy especialmente me están doliendo mis raíces...

Gracias por estar siempre para mí y permitirme sacar mis deseos internos del laberinto al que habitualmente los tengo relegados.

Un fuerte abrazo y mi cariño por siempre

Annie dijo...

Florero hay deseos que llevamos tanto tiempo esperando que se cumplan, que cuando por fin se nos realizan, ya no sabemos qué hacer con ellos...

Besos mágicos

Annie dijo...

Gracias Temu por tus buenos deseos y también por tu beso.

Besos brujos