Busca en mi blog o donde quieras

miércoles, 20 de abril de 2011

De mi cachaco hermoso: "El viaje de los sueños"

"¿Por qué lloverá tanto?", le preguntó una hoja a un barquito de papel.
"Es para que los niños jueguen en los charcos", respondió orgulloso el barquito de papel.
"Ah no, tú feliz porque mañana estarás navegando en cuanto arroyo se forme y harás sonreír a miles de niños; en cambio yo ¿qué puedo ofrecer?"
El barquito se quedó mirándola. Según le habían dicho la naturaleza, en cierta época del año, cambia de ropa y se dio cuenta de que, ahora, la hoja era amarilla.
"Pero amiga, no estás a la deriva. Junto a las demás tú formas un hermoso tapete al caer de los árboles. ¿Cuántas pinturas, poemas o canciones no han sido inspiradas por ustedes?", aseguró el barquito de papel.

Aún así la hojita no sentía que ocupara ningún lugar destacado en el Universo. Se veía allí, tan simple, acabada de arrancar de una rama por el viento frío de la tarde. Resignada, y muy triste, empezó a llorar en medio del silencio. 

Justo en ese instante pasaba un hombre cargando una guitarra. Venía de cantar por las calles de aquella ciudad gris. Se sentó en una banca del parque, dejó que la lluvia mojara su rostro, respiró profundo y cerró sus ojos. Luego se levantó para marcharse, empezó a caminar, dio tres pasos y, de pronto, se detuvo. 
Desandó el camino, regresó al punto de partida, se agachó y eligió, entre todas, la hoja que, minutos antes, se quejaba de no ser más que una señal de tiempos que no volverían. 
Nerviosa, la hojita se sonrojó sin entender lo que sucedía. Enseguida el hombre se sentó de nuevo en la banca, buscó algo en el bolsillo de su chaqueta, sacó un lápiz y, sobre la superficie suave de la hojita, escribió:
"Acá no es otoño, tampoco vendrá el invierno, mucho menos el verano. La primavera, sin embargo, la tengo asegurada desde que te conocí. Te amo"

El barquito de papel sonrió mientras le guiñaba un ojo a la hojita, pues entendió que su amiga se convertiría en mensajera de un sentimiento.
El hombre se paró, volvió a caminar tres pasos y se detuvo otra vez. A sus pies vio un alegre barquito de papel. Le llamó la atención el colorido de su barriguita. Entonces lo recogió con mucho cuidado, le puso la hojita con sus palabras, los llevó a un riachuelo que bajaba alegremente de la montaña y esperó emocionado que se alejaran hasta perderse arrastrados por la corriente. Sabía que, tarde o temprano, desembocarían en el mar y llevarían hacia el otro lado del continente el mensaje con su sentida declaración de amor.

El anterior texto es de un amigo mío al que quiero mucho, y como me emocioné al leerlo, pensé en compartir la emoción que siento con quienes se asoman a mi ventana. Espero que les guste tanto como a mí. Si quieren leer algo más de Caselo pueden hacerlo pulsando el siguiente enlace: El Mago de tu Corazón

jueves, 14 de abril de 2011

¡¡¡GRACIAS A LA VIDA!!!

Por fortuna mi gordo ya está fuera de peligro gracias a la providencial intervención de un funcionario de la Policía Judicial que pasaba por el lugar justo en el momento en que lo estaban atracando a la salida de la Universidad, y a la oportuna y eficiente operación de los médicos, si no, otra historia estuviera contando...

martes, 5 de abril de 2011

La historia de José ya se puso la corona

JOSÉ GUARNIZO, periodista de EL COLOMBIANO, (Periódico de Medellín-Colombia) recibió ayer en Madrid el premio Rey de España, en la categoría prensa, con un trabajo que encantó al jurado por la novedad que el tema proponía.
video
Ya les habían dicho que tenían que tener cuidado, que la tuvieran fuerte cuando la recibieran. Estaban preocupados de que se les fuera a caer. "Pesa mucho, vos no te imaginás. Es en bronce".

José Guarnizo la recibió ayer, de manos del rey Juan Carlos de España. La estatua es de Joaquín Vaqueros Turcios, un artista español, y fue parte del premio internacional de periodismo Rey de España, que se entregó en la Casa de América, en Madrid.

El periodista de EL COLOMBIANO fue uno de los galardonados, por su su trabajo Urabá, otro "hueco" entre Colombia y la USA. Un reportaje sobre los inmigrantes indocumentados asiáticos y africanos que llegan a Urabá, en un intento por alcanzar los Estados Unidos.

Precisamente el tema fue uno de los elementos que más resaltó el jurado del artículo, publicado el 6 de junio de 2010.

"Nadie se imaginaba que eso pudiera pasar en Colombia. Muchos de los ganadores tienen temas de la agenda, pero éste les llamó poderosamente la atención porque no sabían que eso pasaba. Fue sorpresa".

Para José el momento más emotivo de la ceremonia, que lo encantó por su sencillez, y a su vez por su logística milimétrica, y también emocionante, fue cuando se proyectó una multimedia que contaba detalles de su artículo.

Para cada ganador había un perfil, que permitía contextualizar a los asistentes sobre los trabajos y arrugarles el corazón a los galardonados.

En el de Guarnizo se mostraron las fotos, incluso en 3D, según narra él, con pedazos de la historia que leyó una voz en off. "Es emocionante, porque vos nunca crees que los jurados se hayan tomado tanto tiempo para analizar, que el trabajo fuera revisado con tanta lupa".

De hecho, para Waldir Ochoa Guzmán y Víctor Hugo Deossa, del canal Televida, que también ganaron el premio en la categoría televisión, por su trabajo titulado La verdad, el momento del video también fue de los que recordarán siempre. Una escena hasta curiosa.

"Cuando estaban presentando segmentos del programa -contó Waldir-, me volví a sentir conmocionado por los testimonios, a pesar de que los hemos visto mucho. Uno se conmueve y más en ese contexto tan interesante. Se me encharcaron los ojos".

El Abrazo del Rey

Después de que el rey Juan Carlos dijera que se levantaba la sesión y cuando todos pensaban que era el final, una mujer se paró y empezó a cantar. Una soprano y luego otra, en dúo. "Había un montón de gente camuflada entre el público", expresó Guarnizo. Fue el toque final, perfecto para un acto emotivo, en el que el rey Juan Carlos resaltó la importancia de hacer un periodismo veraz e independiente, más en una época digital.
Después, los periodistas tuvieron un espacio con el jurado, en el que resolvieron dudas. A José, por ejemplo, le contaron que habían debatido un rato el tiempo que le había tomado hacer el reportaje. Y él les preguntó si habían muchas palabras raras. La respuesta fue que "lo interesante es que el idioma es uno solo. En el título les sonó raro que escribiera la USA, pero no hubo problemas con ningún modismo".
Entre la ceremonia, las palabras, la emoción y el orgullo que se siente "cuando hay tantos colombianos, con trabajos tan bien hechos", como dijo Waldir, el premio ya está con ellos. Bien escribió el periodista de esta casa editorial en su Twitter: "Se llegó el día en Madrid". También está la escultura, que aunque pesa tanto, "no importa, yo la cargo".

Detalles de la Ceremonia
La gala fue presidida por el rey Juan Carlos y la reina Sofía. El premio, convocado por la Agencia Efe y la Agencia Española para la Cooperación Internacional para el Desarrollo, lo recibieron periodistas de Argentina, México, Portugal, España y Colombia. También estuvieron Soraya Rodríguez, secretaria de estado de Cooperación Internacional; Álex Grijelmo, presidente de la agencia Efe, e Imma Trubau, directora de la Casa de América.
El buen periodismo, que sirve a la verdad, y que refleja el drama de la realidad iberoamericana fue el tema que se resaltó como común dentro de los trabajos seleccionados.

El rey Juan Carlos señaló que desde los países de los periodistas ganadores "llegan voces e imágenes de un periodismo que no renuncia a sus raíces y valores".

viernes, 1 de abril de 2011

Diferentes

Como cada semana se despiden con dos besos en la mejilla. 
Lo contempla mientras se aleja y se queda pensando cómo es posible que ese hombre tan distinto a ella, pueda ser el depositario de todas sus cuitas...