Busca en mi blog o donde quieras

lunes, 27 de febrero de 2012

Ciclotímica y Periférica

Mi ex siempre me decía bromeando que yo era ciclotímica y periférica y yo le celebraba la gracia porque las dos palabras me sonaban chistosas, pero nunca me puse a analizar que tenía razón, sobre todo en la primera, pues en la segunda nada que ver.


El viernes vino a consultar el Tarot una dona que si yo fuera hombre no me inspiraría ni un pecado venial.
Como la mayoría preguntó por sus hijos, el trabajo, y el amor. Cuando leí sus cartas y le pregunté cuál era su inquietud pues no encontraba nada malo me respondió: "¡Es que soy tan feliz y lo quiero tanto que me da miedo!". Me provocó hasta reñirle por tonta, pues me dio la impresión que si bien es una mujer encantadora, sus atributos los tiene un tanto escondidos y según mis cartas ese hombre la adora y todo siempre le sale bien, (ella me lo confirmó) y como están las cosas, eso es algo que muy pocas pueden contar.

Al salir la consultante me quedé pensando en que yo me parezco a ella (no en lo fea of course) en que me hago unas películas de terror sin tener porqué.
Tengo un marido que me adora y hace hasta lo imposible por hacer mi vida agradable.
Un hijo maravilloso que aunque a veces se parece a Meursault el personaje del Extranjero de Camus, es lo mejor que me ha pasado en la vida.
Hago lo que quiero y cuando quiero, así que qué más puedo pedir???

Llevaba unos días mustia, pero bastó un fin de semana compartiendo con amigas que hace tiempo no veía, ir a una cena y fiesta de ex alumnos del colegio de mi adosado y unos piropos en mis fotos del facebook para que ya esté de nuevo en la cresta de la ola.

Va a ser cierto lo que me decía mi ex, soy ciclotímica y periférica...
PD: La música que elegí esta vez para que acompañe es del sobrino de mi ex. Es de las cosas que extraño, aquellas veladas de música y buena compañía hasta las tantas del amanecer...

miércoles, 22 de febrero de 2012

Sin Piel

¡Ya sé! Llegó la hora de archivar el corazón...
De hacer con la ilusión, que no me va a servir
un lindo paquetito con una cinta azul,
guardarlo en el baúl y no volverlo a abrir...
Es hora de matar los sueños,
es hora de inventar coraje
para iniciar el largo viaje
por un gris paisaje...
¡sin amor!

Voy a aprender a llorar sin sufrir,
sin detenerme a mirar una flor,
a encallecer lentamente
¡igual que la gente sin alma y sin voz!
Voy a entender que se puede morir,
y latir... al compás del reloj;
como una máquina fiel
igual que un robot...
¡sin piel!

Después de haber sentido hasta el dolor a los demás,
de darme sin medir, de amar sin calcular,
llegó la indiferencia metiéndose en mi piel
pacientemente cruel, ¡matando mi verdad!
Saber que no me importa nada...
de alguna vibración pasada;
y caminar narcotizado
por un mundo helado...
¡sin amor!
Música y Letra: Eladia Blázquez

Lo bueno de la sejuela es que llega un momento de la vida en que estás por encima del bien y del mal y creo que a mí me llegó ese momento...

La calma de la que hablaba en el post anterior llegó a tope hoy cuando no reaccioné como lo hubiera hecho ante la misma situación en otra época.
Se hizo presente también cuando aparqué mi orgullo y di el primer paso para no cargarme una amistad que si bien ya no me llena como antes, ni me hace la misma ilusión, me resisto a perder pues le tengo mucho cariño.
Y también fue evidente cuando entre risas le conté a mi amiga D que había aceptado la solicitud del facebook de uno que nos hizo la vida imposible y al cual no le guardo nada de rencor; o cuando recordamos con mi parce episodios de nuestras vidas que ahora no nos hacen ni cosquillas.

En fin, que al parecer me llegó la indiferencia y me estoy volviendo un robot sin piel...

viernes, 17 de febrero de 2012

La Sejuela

Como nos cambia la vida...

Ya no me ocurre tantas veces porque algunas hasta se les han pegado a ellos, pero cuando hablo con mi parce o con mi adosado tengo que "traducirles" algunas de mis expresiones o las palabras que habitualmente uso, pues aunque hablamos el mismo idioma, el lenguaje no es igual. 
Por ejemplo mi adosado al principio de la relación no me entendía que "me tenía caminando en las pestañas", o mi parce al despedirnos se quedaba en blanco cuando yo le decía "bueno parcerita que te rinda y yo me voy a seguir haciendo oficio".

Y así como yo antes decía carro y ahora digo coche, o decía celular y ahora digo móvil, y antes decía me provoca y ahora digo me apetece; también el cambio me lo noto a un nivel más profundo, no sólo en la forma sino en el fondo. 

Pongo el retrovisor y siento que antes yo era como un mar en plena tormenta, ahora soy como un lago en calma...


No sé si será el paso de los años o si el cambio obedece al hecho de que mis circunstancias cambiaron, o puede ser que influya en mí el clima o la gente que me rodea ahora, o las nuevas costumbres que tengo, o que cuando me miro al espejo ya no veo la chispa en mis ojos que antes veía, no sé...

Estoy por creer que aunque no quiera me llegó la sejuela=se fue la juventud.

martes, 14 de febrero de 2012

A veces llegan cartas...



"A veces llegan cartas con sabor a gloria llenas de esperanza,
a veces llegan cartas con olor a rosas que si son fantásticas,
son cartas que te dicen que regreses pronto que desean verte,
son cartas que te hablan de que en la distancia el cariño crece,
a veces llegan cartas que te dan la vida, que te dan la calma."


Recuerdo cuando me fui a vivir a Medellín y las comunicaciones no eran lo que son ahora. Hasta para hacer una simple llamada de larga distancia se tenía que pasar por el calvario de la operadora que no sabía dónde estaba el pueblo al que llamaba y la llamada valía un ojo de la cara.

Otra opción eran los telegramas, esos los cobraban por palabra, así que se trataba de resumir en una frase la noticia, felicitación o saludo que querías comunicar y hasta se inventaban palabras como por ejemplo "abracaribe", que era la que utilizaba mi mamá para mandarme sus abrazos, caricias y besos.


Y por último estaban las cartas, que como eran las más baratas para podernos comunicar con los amigos y familiares que estaban lejos, en esas las personas si podían derramarse en prosa.
Yo aún guardo las cartas de mis amigos como oro en paño, no las tengo conmigo aquí en España, pero están debidamente empacadas esperando mi vuelta para cuando regrese a vivir en mi bella villa.

El correo ordinario a veces parecía que no iba a llegar como el gallinazo del diluvio, pero cuando al fin se tenía la ansiada carta en las manos era como si el tiempo se detuviera, como si nada más existiera alrededor... Durante mucho tiempo las cartas de mis amigos fueron la vida para mí. Todavía recuerdo una en especial que me mandó Giovanna que tenía como siete hojas por lado y lado, en la cual todos mis compañeros del colegio me escribieron un par de líneas. Lo recuerdo y se me encharcan los ojos de emoción...

Ahora son los correos electrónicos o los mensajes por facebook, que si bien a primera vista parecen más impersonales, para mí tienen igual valor, pues me demuestran que ese amigo o amiga se tomó el tiempo para pensar en mí y dedicarme un momento a contarme sobre sus cosas o interesarse sobre las mías, o simplemente me recordó y me hizo saber que el cariño sigue vivo. 
Y cuando a eso le sumas que te mandan una postal de su puño y letra, o te llaman y no dicen nada porque no se aclaran con el botón del Cyber, o la llamada proviene desde el otro lado del charco así no me encuentren, es el no va más de la emoción!!!!

Ayer fue un día de esos...

sábado, 11 de febrero de 2012

La vida es un ratico

En su  blog Daltvila publicó en una entrada la visión que tiene de algunos de los blogueros que la leemos a través de canciones y a mí me asoció con la canción de Juanes La vida es un ratico.
A mí me acertó de cabo a rabo... Además de la letra de la canción la cual comparto y confío en que sea así: 
"Porque estos tiempos son difíciles
Y estamos sentados tan lejos el uno del otro
Porque estos tiempos son difíciles
Si estamos atados de manos y corazón

No dejemos que se nos acabe que
Todavia hay muchas cosas por hacer
No dejemos que se nos acabe que
La vida es un ratico, un ratico nada mas
No dejemos que se nos acabe que
Vienen tiempos buenos y los malos ya
Se van, se van, se van..."

Voy mas allá en el sentido de que hay que aprovechar los raticos buenos que nos da la vida, pues mañana no sabemos qué pasará. Me puse a pensar en que ahora mi vida es demasiado sencilla para mi gusto, y antes, recién llegada aquí sufría por ese motivo, pero hoy por hoy la disfruto.

El miércoles estuve tomándome unas cañas con mis compañeros de clase de catalán y mi amigo S me dijo que al preguntarle su pareja el porqué yo era la única compañera a la que le había presentado él le contestó: "Es que ella es una chica de puta madre". Ese chute de adrenalina, subidón de ego, o como le quieran llamar, me dura hasta hoy. 

El jueves estaba en casa por la tarde aburrida y de pronto sonó el citófono, era mi amiga G con su hija. Desde diciembre no hablábamos y hasta pensé que le había pasado algo o que venía a que le leyera el Tarot, pero no, simplemente pasaba por aquí, entró y me hizo pasar la tarde más divertida que recuerdo en mucho tiempo. Hablando de cosas varias una llevó a la otra y le comenté si sabía quien me podía conseguir boletas para ir a un partido del Barça, me contesta que si a un clásico con el Madrid. Le dije que no, que podía ser incluso hasta con un equipo de la B, que es para mi amigo M que vive en París y es hincha furibundo del Barça y adora a Messi y lo quiere ver jugar en vivo. Casi me caigo cuando me contesta, yo creo que te puedo dejar mi boleta para el clásico Madrid-Barça, eso si, es costosa, vale como 200 euros, pero creo que no podré ir porque ese día trabajo, pero ya las encargué así que hablamos y te confirmo. Obviamente hasta que no tenga la boleta en la mano y sepa con seguridad si le podré dar el ratico de felicidad a mi amigo no hay nada escrito, pero este es otro de los raticos de esta semana que todavía me duran.

Ayer al mediodía en vista de que mi adosado no se manifestaba por mi post anterior, se lo enseñe directamente. Como dice el comercial de MasterCard, la cara que puso al verlo y recordar mi arte no tiene precio!!!! 

Por la tarde me conecté al facebook y me encontré con mi amiga , le pregunté si podía llamarla y me dijo que si. Ella me había llamado para mi cumpleaños pero no pudimos hablar como hubiéramos querido porque mi adosado estaba justo a mi lado, así que fue una llamada "formal". Pero ayer si adelantamos cuaderno como es debido y hasta le leí el Tarot que consultó por un asunto que la tenía preocupada y le ayudó mucho a saber que decisión tomar. Me alegró y emocionó muchísimo hablar con ella pues es una amiga de toda la vida con la que nos conocemos desde el colegio.

Y por la noche estuve en la biblioteca porque me inscribí en un club de lectura para practicar mi catalán, pues las tertulias o conversatorios como se llaman ahora, sobre los libros que se leen son en catalán. Y me encontré con mi amigo C que estaba haciendo tiempo para ir a donde sea. El caso es que nos pusimos a conversar y cuando menos pensamos se nos fue el tiempo, pasó más de una hora y descubrimos que tenemos muchas cosas en común que no sabíamos, y hasta quedamos para el lunes pues él también se inscribirá en el club de lectura. 

Cuando caminaba hacia mi casa y la tramontana casi me elevaba y me hacía sentir ligera (que de eso nada) pensé en los raticos tan bacanos=buenos que he tenido esta semana gracias a mis amigos, (y a mi adosado también of course) en las risas, la complicidad, en las charlas con mi parce los viernes por la mañana, de tanto en común; en esos raticos de alegría cuando encuentro los mensajes o comentarios que me dejan mis amigos del facebook, en la ilusión que me hizo ver mi nombre en el post de Daltvila y hasta me acordé de mi amigo Hou, que por su trabajo a lo mejor puede saber que literatura me gusta y me dio oso por algunos libros que he prestado... así que si lees ésto y no tienes acceso a esa información por favor disipa mis temores y si la tienes no hagas caso de mi idea jajajajajaja
Foto tomada del blog de Daltvila con su autorización

Pero también pensé en los raticos que ya no disfruto con amigos que por múltiples circunstancias ya no están presentes en mi vida. Porque no tienen tiempo para mí, o porque ya no tenemos en común lo que teníamos, o porque sus o mis circunstancias cambiaron, o porque a lo mejor la magia o el cariño se acabó o simplemente nunca existió...

miércoles, 8 de febrero de 2012

Piropo

"Lo más blanco que hay,
es la primera vez que vi nieve
Lo más negro que hay,
es un carro fúnebre cuando llueve.
Si quisiera decirte lo más bello que evoco
usaría tu nombre si no te ofendes por el piropo.
Negra y blanca mi guitarra
blanca y negra la ciudad
de los negros el candombe
de los blancos viene el vals.
La noche es de tu cintura
la luz de tu corazón
sin perder las esperanzas
te dedico esta canción.
Lo más lejos que hay es el fondo del mar
lo más cerca que hay es la panadería
y en el medio aquí estoy recordando.
Cercana está tu mirada
lejano tu corazón
Sin perder las esperanzas
te dedico esta canción."

(Piropo - Jaime Ross)

Como me gustaría tener el arte de Jaime Ross o Adriana Varela para poder escribir o cantar así de bonito... Aunque a lo mejor tengo arte para otras cosas. 

Pensándolo bien si lo tengo. Tengo arte para expresar mis sentimientos con una mirada o con un abrazo, (me encanta abrazar) tengo arte para conversar y entender a las personas, tal vez por eso soy abogada y además leo el Tarot. También tengo mucho arte para otras cosas que no voy a decir aquí y quienes me conocen saben perfectamente a que me refiero, por ejemplo se me viene a la mente uno que ahora sólo disfruta mi adosado y para el cual va dedicado este post...

lunes, 6 de febrero de 2012

La Espera

Todo el mundo se fue. Queda ella y los señores de al lado. Dos viejitos ensimismados, que ya acabaron sus energías en los veranos de hace más de quince años. Ella los mira. Se acuerda de la viejita de la que su mamá habla tantas veces. Siempre que le preguntaba que qué hacía en la ventana, la viejita le decía que esperando la muerte. Sí, a esa edad y a esas arrugas no hay de otra que esperar la parca sentada al lado de uno, estirando la vaina esa para llevárselo con ella.
Uno, a esa edad, debe tener ganas de gritarle a la muerte, que por favor, que se lo suplico, que de rodillas y todo, le corte la cabeza y no deje más títeres con cabeza. ‘Oh muerte querida, ¡llévame!, ¡llévame’!, gritos desesperados y uno agarrado a la pata de la muerte para que no se vaya sin uno. Ella mira a los viejitos y piensa en la muerte. Es que ya deberían morirse, pegarse a los pies de la parca esa, suplicarle. Eso piensa ella, que le tiene miedo a la vejez, al alzheimer, a perder con los años la libertad de ir al baño por sí misma, la capacidad de pensar, de montarse a un taxi, de gritar que ella puede, sin que nadie le ayude. Ha pensado tantas veces en la vejez, que prefiere la muerte. Por supuesto que hay viejos más jóvenes que los mismos jóvenes. Esos tienen derecho a vivir tantos años como les de la gana. Los otros no. Los otros tienen derecho a morir, porque a esas alturas han perdido toda capacidad de reconocerse y de decidir, incluso, si se pueden morir. Ha pensado tantas veces en la vejez, que está por apuntarse al club de suicidas que le proponía el profesor hace tiempo. Sería chistosísimo. Un club de suicidas para viejos que ya se quieren morir. Porque la muerte no puede ser tan indiferente cuando no hay nada más que hacer con el cuerpo, con la cabeza y con el tiempo. Cuando el infierno llega antes de tiempo.

viernes, 3 de febrero de 2012

Hoy si es el verdadero

Esta mañana abrí mis lindos ojos a las 6:30 y mi primer pensamiento fue tirarme de la cama en un santiamén y salir disparada a coger el tren para presentarme en el trabajo de Hou con mi Tarot en mano para leerle su porvenir como regalo de cumpleaños, pero un segundo después, al mirar el termómetro que marcaba 0º y con la tramontana soplando a 120 km por hora que indicaba que la sensación de frío era de 10 grados menos pensé: ¿A dónde vas? Una cosa es que le tengas un cariño raro, pero otra muy distinta es que te pases y por actos así de irracionales (como los que estoy acostumbrada a hacer) te le tires en la vida al hombre precisamente ahora que todo le está yendo tan bien y con semejante demostración de cariño quede prendado de mí y ya no me lo pueda despegar en la vida!!!! (sobre todo jajajajajajaja)
Por tal razón, me di la vuelta, me arrunché a mi adosado que estaba calientico delicioso y me volví a dormir.

Como te dije el día de tu falso cumpleaños que si era el mío, la tarjeta que te envié valía para la fecha verdadera, pero no era óbice para que hoy no me acordara y te felicitara a mi manera. Con estas cortas líneas quiero que sepas que me acordé de ti desde temprano y que hasta iba a decirte algo más, pero mejor si quieres me llamas y te lo digo personalmente, pues eso sólo te interesa a ti.


¡¡¡¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!
Un beso mágico cargado de mucha energía positiva y mi cariño por siempre