Busca en mi blog o donde quieras

viernes, 17 de febrero de 2012

La Sejuela

Como nos cambia la vida...

Ya no me ocurre tantas veces porque algunas hasta se les han pegado a ellos, pero cuando hablo con mi parce o con mi adosado tengo que "traducirles" algunas de mis expresiones o las palabras que habitualmente uso, pues aunque hablamos el mismo idioma, el lenguaje no es igual. 
Por ejemplo mi adosado al principio de la relación no me entendía que "me tenía caminando en las pestañas", o mi parce al despedirnos se quedaba en blanco cuando yo le decía "bueno parcerita que te rinda y yo me voy a seguir haciendo oficio".

Y así como yo antes decía carro y ahora digo coche, o decía celular y ahora digo móvil, y antes decía me provoca y ahora digo me apetece; también el cambio me lo noto a un nivel más profundo, no sólo en la forma sino en el fondo. 

Pongo el retrovisor y siento que antes yo era como un mar en plena tormenta, ahora soy como un lago en calma...


No sé si será el paso de los años o si el cambio obedece al hecho de que mis circunstancias cambiaron, o puede ser que influya en mí el clima o la gente que me rodea ahora, o las nuevas costumbres que tengo, o que cuando me miro al espejo ya no veo la chispa en mis ojos que antes veía, no sé...

Estoy por creer que aunque no quiera me llegó la sejuela=se fue la juventud.

13 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Pues a mí ahora me "provocan" las cosas y me derramo en prosa cosa mala... Y ya me mamo sin beber ni una gota de alcohol... Y me tienes que recordar como era la palabra esa del otro día... ayssss, no me acuerdo de la palabra en español... Era una que empezaba por "r" y era muy larga... parecida a chirigota pero distinta y referente a otra cosa...
Joer, parce, la edad, que no perdona :S

Y sí, esa calma interna, también es por la edad... Aunque tú y yo sabemos que los que llevamos fuego dentro, nunca se apaga del todo ;-)

Un beso y buen finde, parce

p.s. tengo el alfiletero grabado a fuego en la memoria jajajajajjajajajajajajajjajaajajja

Adriana Gonzalez dijo...

ay, que te puedo decir de mi spanglish, yo ahora pienso al reves!

y coincido con Dalila, el fuego no se apaga, y menos en una maga como tu! ;)

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Ya me he acordado, parce¡¡¡
La palabra en castellano de aquí: "mono", y en Colombia como lo llamais??? :D

Un beso y hasta el lunes, parce

Geraldine, dijo...

la madurez trae esos cambios, yo lo noto también, da un poco de vértigo pero yo me siento cómoda...

Dr.Mikel dijo...

No veas la cara que me pusieron en Uruguay cuando les dije que al día siquiente, sin falta, iba a coger el avión.

Anónimo dijo...

Houellebecq dijo...
¿Y eso es malo o bueno? Porque ya me gustaría estar en calma aunque fuera siendo mayor o en plena jubilación. Estoy harto de la crispación y agradezco cada minuto de paz que consigo de vez en cuando. Lo de hacerse mayor es algo que nos ocurre todo el tiempo pero no algo a lo que se llega todo el tiempo. Eres mayor que ayer pero menos que mañana y desde luego eres la envidia de la Anne que serás de aquí a veinte años. Espero y deseo que esa paz que tienes sea valorada en su justa medida. Por otro lado a veces , el exceso de paz se puede convertir en aburrimiento, en malos pensamientos y en desear que ese fuego se avive un poco porque muerto en vida tampoco es bueno. En fín, creo que ya estoy divagando mucho y me queda la mañana justa para que me toque un poco el sol(mis dichos suelen ser inventados... por mí,ja,ja). Besos

Annie dijo...

Parce la verdad es que yo tampoco he podido dar con la dichosa palabrita, lo dicho, no es que me visite el primo alemán, a mí es que ya se me instaló en la casa!!!! jajajajajajaja

La última que te dije fue "chiripiorca" pero no hace referencia a síndrome de abstinencia o mono como le llaman aquí, sino a desfallecimiento o arrebato, pues tiene las dos acepciones.

En cuanto a lo de mi calma interna me confirmas lo que yo suponía, que es por la edad, pero me quedo con lo último, que mi fuego interior nunca se apagará del todo...

Ese alfiletero no se nos va... jajajajajajaja

Un besazo parcerita y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Adriana y cómo se dice "cónchale vale" en inglés????? jajajajaja
porque catira=blonde ese si lo tengo claro.

Trataré de seguir haciendo magia para que no se me apague el fuego interno.

Besitos mágicos ángel

Annie dijo...

Geraldine yo también me siento cómoda, pero a veces echo de menos ese sentir y expresar a tope lo que siento.
Ahora reprimo muchas de mis emociones, soy demasiado contenida y eso no me gusta, pero es lo que debo hacer...

Besitos mágicos preciosa

Annie dijo...

Doc me la imagino jajajajaja pero en la mayoría de los países latinoamericanos el verbo "coger" se utiliza para otros menesteres. En Venezuela dicen "tirar" y en Colombia decimos "pichar"; yo me quedo con el que ustedes usan, porque me permite conjugarlo en primera persona y en todos los tiempos verbales y además el sólo hecho de pronunciarlo me pone...

Si alguna vez vas a Colombia no te preocupes por como hablas, que nosotros también cogemos el avión.

Besos mágicos

Annie dijo...

Hou no sé que pasa con tus comentarios que se borran, suerte que me llegan al correo y puedo copiarlos y volverlos a publicar.

Yo pocas veces me he crispado, mis estados de ánimo no dan para llegar hasta ese punto, y no es que me sienta muerta en vida ni en un estado de aburrimiento perenne porque trato cada día de hacer cosas que me distraigan y cultivarme la mente de alguna manera, pero como le respondía a Geraldine me siento contenida y eso no me está gustando...

Antes escribía en otros blogs con otra temática diferente, a lo que hago referencia es a eso, a que ya siento que no queda nada de aquella borrasca que soñaba, tenía fantasías, era curiosa como un gato, experimentaba y sentía. Ahora me parece que tengo cayo en el alma y ya estoy por encima del bien y del mal...

Besos mágicos y esta vez OM, OM, OM hasta el infinito

MTeresa dijo...

El tiempo que pasa
nos vuelve mas sabios
y la serenidad se instala
en nuestro carácter
pero no hay que perder jamás
la ilusión.
U abrazo

Annie dijo...

Tienes razón Mª Teresa la ilusión no deberíamos perderla nunca, pero hay días en que somos...

Besos mágicos preciosa