Busca en mi blog o donde quieras

martes, 28 de septiembre de 2010

Diatriba de amor contra un hombre sentado

"Vas a cumplir medio siglo de vida y todavía no has descubierto que a pesar de los viajes a la luna, a pesar de las seis suites para chelo solo, a pesar de tantas glorias del alma, los seres humanos seguimos siendo iguales a los perros. Todavía soy consciente de cómo me miran los hombres (y algunas mujeres, por supuesto), de cómo me eligen a distancia y se abren paso en la muchedumbre y vienen hacia mí, y me saludan con un beso que a todo el mundo le parece convencional, pero que no siempre lo es. ¡Qué va! La mayoría lo hace sólo para olfatearme, como los perros de la calle, y las mujeres tenemos un instinto para soltarles a unos un olor que les dice que no, y a otros un olor que les dice que sí. Entre la gente que conocemos, aun entre los amigos mas íntimos, cada mujer sabe quienes son los hombres que sí. Es una comunidad unida por un pacto confidencial del cual nunca se habla, y quizás ni se hablará nunca, pero que está ahí, siempre alerta, siempre disponible, por si acaso.

De manera que llegado el día no ha de faltar un hombre que me ame de sobra para despertarme de amor cuando me haga la dormida, para que tumbe la puerta del baño cuando lo esté haciendo esperar demasiado, para que no le asuste ser vampiro en una que otra luna, y que sea capaz de hacerlo donde sea y como sea y no siempre en la cama como los muertos. Que esté preparado para recibir la visita del Espíritu Santo en mitad del almuerzo, y que yo se lo vea en el fulgor de los ojos, y se me quite el hambre con un nudo en la voz, y tapemos los platos para que no se nos enfríe la comida mientras vamos al cuarto y volvemos. Un hombre que no deje de hacerlo conmigo porque se imagina que no quiero, sino que me obligue a querer hacerlo aunque yo no quiera, a todas horas y en cualquier parte, como sea y por donde sea, debajo de los puentes, en las escaleras de incendio, en el retrete de un avión mientras el mundo duerme en medio del Atlántico, y que aun en las tinieblas exteriores o en los finales más ciegos sepa siempre que soy yo la que está con él, y que soy yo y ninguna otra la única que fue mandada a hacer sobre medidas para hacerlo feliz y ser feliz con él hasta la puta muerte”.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Si la ayuda que das incapacita, entonces no es ayuda.

Cuando nos metemos a jugar de terapeutas, sin tener una preparación profesional adecuada, hacemos más daño que bien. Y es que algunas personas pretendiento hacer “bonito”, ayudando a su mejor amigo, por supuesto desde la buena fe, terminan haciendo “feo” y más daño por no conocer las técnicas de la psicoterapia.

Dice Gary Yontef, terapeuta gestáltico, autor del libro Proceso y diálogo en psicoterapia gestáltica, que cuando un terapeuta “guía” o “sana” a un paciente, está de hecho empujándolo o presionándolo a ser diferente de lo qué es. Y mientras más se presione al paciente hacia un determinado objetivo terapéutico, más permanecerá igual. Pues agrega Yontef, empujar o dirigir lleva a resistir tal empuje, pues no está aceptando la naturaleza de su propia persona.
De este modo, el paciente ya no tiene sólo la resistencia original a su propio funcionamiento, sino que adquiere también una resistencia a la intrusión del terapeuta. Esta última resistencia generalmente es sana, aunque también impide trabajar la dificultad original que necesitaba terapia, concluye el doctor Yontef.

Existe otra razón por la cual la presión del terapeuta no conduce a un cambio o movimiento real ya que una de las formas de no tomar contacto con la intrusión del terapeuta es utilizando el mecansimo de la introyección. Externamente, el pacienre puede adecuarse o rebelarse, pero en ambos casos es probable que se trague todo lo que el terapeuta propone, además porque piensa: “Si yo fuera una persona competente, haría lo que el terapeuta está sugiriendo”.
Entonces si la persona cambia de acuerdo con las presiones del terapeuta, no será con base en la autonomía y el auto-apoyo. Y esa persona no habrá adquirido las herramientas de auto-apoyo y autonomía necesarias para el sano equilibrio y desarrollo de su personalidad.
Pero más que nada, esta presión, guía o dirección del terapeuta tambien entrega un mensaje al paciente: “no basta con lo que eres”. Este mensaje provoca vergüenza y/o culpa. En resumen, el terapeuta que presiona, no ayuda al paciente a lograr su auto-apoyo.
Yo creo que presionar a los pacientes generalmente satisface las necesidades narcisitas del terapeuta, no las del paciente. Y además creo que como dice la sabiduría popular “quien se mete de redentor termina crucificado”.

En cierta ocasión escuche esta frase en torno a los consejos: “No es bueno dar consejos, pues los necios no los siguen y los sabios no los necesitan”. Y esta otra: nunca enseñes a cantar a los cerdos, por dos razones: primero: pierdes tu tiempo y segundo irritas a los cerdos.
También está el reverso de la paradoja: “mientras más queremos permanecer igual, más cambiamos”. Entonces dejemos que cada quien, por sí mismo, con sus propios elementos y herramientas, encuentre respuestas… pues si la ayuda que das, incapacita… entonces no es ayuda, pues nos hace más dependientes de los buenos oficios de los demás para con nosotros.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La Mujer o el toro

¿Qué atrae más al público, un titular sobre el asesinato de una mujer por su marido, o uno en defensa del toro que muere en el ruedo? Aparentemente el segundo. Durante los días en que se discutió en España y Colombia la prohibición de las corridas de toros por ser, según los defensores de los animales, un acto de crueldad, sucedieron también los atroces asesinatos de mujeres por sus parejas o ex maridos. ¿Adivinen cuál de los dos eventos tuvo muchísima más prensa? El tema de los toros. ¿Absurdo, no?

No he visto manifestaciones en contra del maltrato contra las mujeres semejantes a las que hacen los defensores de los toros. No he visto hombres y mujeres pintados con sangre, o tinta roja, bloqueando un tribunal en donde se juzgue al asesino de una mujer, igual a como lo hacen al frente de las plazas de toros, o de los tribunales en donde exigen se condene la lidia.
¿Es acaso que la vida de una mujer vale menos que la de un toro?

El 31 de agosto se discutió en un foro sobre cuándo y cómo aparecen noticias sobre la mujer en los medios. Las estadísticas son inquietantes. La mayoría de las veces, las mujeres somos noticia cuando esta se refiere a la farándula, catástrofes o crímenes. Sólo en poquísimas ocasiones se menciona a la mujer cuando el tema es político o económico. Es raro que se comente la opinión de una mujer sobre temas de gobierno, laboral o científico. Sus opiniones aparecen cuando se refieren a la moda, la decoración, o la familia. Muchas veces las mujeres se presentan llorando en entierros, o en catástrofes, o como víctima de un crimen, en cuyo caso, generalmente, se trata de exculpar al asesino con frases como: "el marido era una buena persona pero, estaba borracho" o "el hombre enloqueció, porque se enteró de que ella le era infiel" o "el pobre estaba deprimido".

Este manejo sexista de la noticia no es sólo culpa de los hombres periodistas; no son pocas las mujeres que ignoran las noticias de su propio género, o no se atreven a cambiar el patrón ya establecido.

Por ejemplo, cuando se entrevista a una política se le pregunta si está casada y tiene hijos, o se comenta su vestimenta, maquillaje y peinado. Esto no sucede con los hombres, a quienes se les interroga sólo sobre sus actuaciones y proyecciones políticas. A ellas se las ve, a ellos se los oye.

Hay que cambiar a los medios, batalla a batalla. Manos a la obra, exijamos que se nos tenga en cuenta como debe ser, porque indudablemente somos más valiosas que los toros ¿o, es que usted, querido lector, todavía lo duda?

sábado, 18 de septiembre de 2010

¿Eres exitoso?

Creo que el éxito en la vida no reside en cuanto tienes…ni en los títulos recibidos, ni en el reconocimiento logrado, ni en lo mucho que sepas, ni en todos los viajes realizados, ni en el sexo que hayas tenido, ni en lo grande de tu casa, ni en el modelo de tu auto, ni en el poder que ostentas, ni si eres anciano o joven, ni si eres famoso o inteligente.
Para mí el verdadero éxito en la vida está en cuanta gente te sonríe, cuantos te extrañan verdaderamente, a cuantos pudiste ayudar cuando estaban mal, a cuantas personas trataste bien, a cuantas perdonaste, a cuantas amaste de verdad, en cuantas veces fuiste humilde en vez de soberbio, cuantas tolerante en vez de dictador, cuantas generoso en vez de egoísta.
El valor de la vida está en la intensidad con que la vivas, los momentos inolvidables que tengas y los amigos con los que la disfrutes.

Libérate del odio, vive simple, da más, espera menos y vivirás mejor.
La madurez es la capacidad de aceptar lo que no se puede cambiar.
No es viejo el que pierde su belleza, sino sus ideales.
La grandeza de un país se mide en la forma en como trata a los ancianos y a los desvalidos.
No hay vejez, sino varias juventudes vividas.
La vida es un cuenta bancaria, tendrás como saldo solo lo que deposites en ella.
En la juventud aprendemos, en la madurez comprendemos.
En la juventud hay fuego, en la madurez hay luz...

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Diez secretos del amor abundante

Cuando empecé este blog se suponía que sólo iba a abordar temas esotéricos para darme a conocer y convencer a quienes me leen de mi conocimiento sobre dicha materia, pero como todo lo mío, una cosa piensa el burro y otra el que lo arrea... Así que hoy por hoy en este blog los temas esotéricos han dado un paso al costado, (que no desaparecen pues los retomaré cuando me parezca) para permitirme que comente sobre muchos otros aspectos que me interesan o descubro por ahí y me parece oportuno traerlos aquí para compartirlos con quienes se asoman a esta ventana.

Al leer a Adam J. Jackson en su texto LOS DIEZ SECRETOS DEL AMOR ABUNDANTE, encontramos recomendaciones valiosas aunque de difícil manejo por nuestra tendencia humana a buscar el terreno llano y evitar el pedregoso. Los caminos del amor no siempre son claros y despejados.

Según Jackson, el primer secreto del amor abundante es EL PODER DEL PENSAMIENTO. El amor comienza con el pensamiento. Nos convertimos en lo que pensamos. Los pensamientos amorosos crean experiencias y relaciones amorosas. Las afirmaciones pueden cambiar nuestras creencias y pensamientos acerca de nosotros mismos y de los demás.

El segundo secreto es EL PODER DEL RESPETO. No puedes amar a nada ni a nadie a menos que antes lo respetes. La primera persona que merece tu respeto eres tú.

El tercero es EL PODER DE LA ENTREGA. Si deseas recibir amor, ¡todo lo que tienes que hacer es darlo! Antes de comprometerte a una relación no te preguntes por lo que la otra persona te pueda dar, sino por lo que tú puedes aportarle a ella. La fórmula secreta de una relación amorosa, feliz y para toda la vida es centrarte siempre en lo que puedes dar, en vez de en lo que puedes sacar de ella.

El cuarto secreto del amor abundante es EL PODER DE LA AMISTAD. Para encontrar un amor verdadero, primero debes encontrar a un amigo o a una amiga verdadera. El amor no consiste en mirar a los ojos del otro, sino en mirar juntos en la misma dirección. Si deseas introducir amor en una relación, primero debes aportarle amistad.

El quinto, es EL PODER DEL CONTACTO FÍSICO. El contacto físico modifica una de las expresiones más poderosas del amor, destruye barreras y crea vínculos entre la gente. El contacto físico altera nuestro estado físico y emocional y nos hace más receptivos al amor. El contacto físico nos ayuda a que el cuerpo sane y enternece el corazón. Cuando abres tus brazos, estás abriendo el corazón.

El sexto secreto es EL PODER DEL DESPRENDIMIENTO. “Si amas a alguien, déjalo libre. Si vuelve, es tuyo; si no lo hace, nunca lo fue”. Incluso dentro de una relación amorosa, la gente necesita tener su propio espacio. Amar significa desprendernos de nuestros miedos, prejuicios, ego y condicionamiento.

El séptimo secreto del amor abundante es EL PODER DE LA COMUNICACIÓN. Cuando aprendemos a comunicarnos abiertamente y con sinceridad, la vida cambia. Deja que la gente a la que amas sepa que la amas y aprecias. Nunca tengas miedo a pronunciar las palabras mágicas: “TE QUIERO”.

El octavo, es EL PODER DEL COMPROMISO. Si deseas amor en abundancia, debes establecer el compromiso de lograrlo, un compromiso que se reflejará en tus acciones y en tus pensamientos. El compromiso es la verdadera prueba de que el amor está presente. Si quieres tener una relación con amor, debes comprometerte a crear la relación que quieres. El compromiso distingue una relación frágil de una sólida.

El noveno secreto del amor abundante es: EL PODER DE LA PASIÓN. La pasión enciende el amor y lo mantiene vivo. Una pasión duradera no proviene exclusivamente de la atracción física, sino que se origina gracias a un profundo compromiso, entusiasmo, interés y fascinación por la otra persona.

El décimo secreto del amor abundante es EL PODER DE LA CONFIANZA. La confianza es esencial para establecer una relación con amor. Si un miembro de la pareja está cegado por la sospecha, la ansiedad y el temor, el otro se sentirá atrapado y emocionalmente ahogado. No puedes amar a una persona plenamente a menos que confíes en ella.

Creo que estos “poderes” pueden invitarnos a una reflexión seria en torno a nuestro egoísmo al momento de amar para elaborar una propuesta de amor sincero como lo hace el poeta colombiano Raúl Gómez Jattin:
"Prometo no amarte eternamente, ni serte fiel hasta la muerte, ni caminar tomados de la mano, ni colmarte de rosas, ni besarte apasionadamente siempre.

Juro que habrá tristezas, habrá problemas y discusiones y miraré a otras mujeres y vos mirarás a otros hombres.

Juro que no eres mi todo, ni mi cielo, ni mi única razón de vivir, aunque te extraño a veces.

Prometo no desearte siempre. A veces me cansaré de tu sexo y vos te cansarás del mío. Y tu cabello en algunas ocasiones, se hará fastidioso en mi cara.

Juro que habrá momentos en que sentiremos un odio mutuo, desearemos terminar todo y quizás lo terminaremos…

Mas te digo que nos amaremos, construiremos, compartiremos.

¿Ahora si podrás creerme que te amo?"

sábado, 11 de septiembre de 2010

Todo es ilusión en la tienda de magia

video

Si estuvieran en casa, seguro su mamá les diría "hijitos, no jueguen con candela", pero Chalo's y Jonathan están en la tienda de la magia y allí todo puede pasar, porque el mundo es ilusión.

Queda en el barrio Cristóbal, al occidente de Medellín, y es la única que hay en la ciudad, por lo menos con estructura estilo tienda. Se llama "Universal de Magia" y allí se consigue desde el más sencillo elemento para un truco, como son las cartas, hasta los más sofisticados objetos, como aros metálicos, flautas que aparecen y desaparecen o cajas con dobles fondos y sombreros multicolores. Sombreros de mago, en los que cabe todo, porque todo es ilusión.

Existe hace tres años y la montaron Mr. Mago y Chalo's, el primero un mago aficionado y el segundo todo un profesional de este oficio (¿arte?), que incluso fue cofundador del Club de Ilusionismo de Antioquia.

La tienda se creó porque para los magos de Medellín y también para los que querían aprender ilusionismo, acceder a los productos mágicos era algo complejo, "muchos traían objetos importados -se siguen trayendo- de Europa y Estados Unidos a precios muy costosos y con indicaciones de uso en inglés, pero la gente no entendía nada y la plata terminaba perdiéndose. Ahora es sencillo, porque se venden productos fabricados acá y también importados, pero a la gente le explicamos cómo se usan", explica Chalo's, que junto a su hijo de 22 años, Jonathan, también mago, creó el llamado Kit Mágico, hecho con elementos sencillos para que cualquier persona, sin saber nada, aprenda trucos.

Es una cajita negra que encierra encantos y misterios en objetos tan sencillos como dados, monedas, naipes, bolas y paleticas con perlas de colores, que al roce de las manos cambian de tonalidad.

"Es un kit que tardamos siete años en inventar, ahora estamos preparando el kit 2, con elementos y sorpresas diferentes", apunta Chalo's.

Uno quisiera...
Uno quisiera preguntarles a estos dos magos que le revelen de una vez cómo es que hacen los trucos y cómo es que se inventan tanta cosa, que incluso en los videos pasados cuadro a cuadro es a veces imposible detectar los secretos.

Pero no, mejor vivir desconociendo ese misterio para gozar el espectáculo de la ilusión, que divierte y asombra a niños y grandes sin importar el estrato ni la condición social o el género.

En la tienda uno ve vitrinas con simples botellas de Coca Cola o de vino, vacías o llenas, que aparentemente no tendrían algo raro, pero que en manos del ilusionista se vuelven tesoros, ganan encanto.

Dados, cartas, flores, monedas que se desaparecen o se multiplican, tiras de papel, bolas de espuma que se tornan de colores a la mano del mago y hasta el libro "Mente prodigiosa, un mundo lleno de ilusión", se hallan en este encantador lugar, donde también se dictan clases de magia.

"Tenemos montado un curso y desde que la gente sienta la pasión aprende fácil", explican papá e hijo, que curiosamente trabajan juntos en algunos shows, pero que cada uno tiene su montaje propio, pues todo es muy teatral.

A Chalo's le encantan la candela y los juegos con los animales, usa perros y palomas que aparecen y desaparecen o cambian de color en un abrir y cerrar de ojos.

Jonathan, que estudia Ingeniería en la U. de A. y aspira a ser el ingeniero de la magia -de tal palo tal astilla-, se divierte más con los objetos luminosos.

Es una delicia visitar este lugar, porque aunque el mundo es lo que es, también es lo que vemos y nos hacen ver estos seres encantadores llamados magos, que aunque sea de mentira, nos transportan a un universo mágico en el que no hay angustias y sólo se vive entre la risa y la sorpresa. ¡Y claro, la ilusión!
Gustavo Ospina Zapata

Y tú ¿crees en la magia?

miércoles, 8 de septiembre de 2010

¿Eres de los que tienen alguno de estos refugios?

Creo que existen refugios peligrosos. El peligro reside en el placer que nos brindan, porque se convierten en anestésicos letales y producen parálisis emocionales, laborales, sociales, económicas y culturales. Me refiero a esos escondites cobardes que nos inventamos para no enfrentar la vida. A los ojos de los demás se ven como plausibles y hasta nos felicitan por practicarlos. Sin embargo tienen la característica de servir de mampara para separarnos del mundo.

Algunos se refugian en el trabajo, dedicando largas jornadas a producir dinero o logros comerciales para no ir temprano a casa. Los veo madrugando mucho y prolongando la jornada laboral hasta altas horas de la noche o si es posible hasta los fines de semana. Sus seres queridos los reclaman con el riesgo de perderlos. O puedo sospechar que el trabajólico precisamente no tiene a nadie y por eso se ocupa en trabajar.

Otros se refugian en la lectura. Los llaman “ratones de biblioteca” y su vida transcurre en la comodidad sin riesgo de la literatura. Sus vidas, no son propias, pues parecen prestadas de los personajes de los textos que leen y esto los habilita para soltar discursos en ambientes universitarios, desconectados de la realidad de la calle; eso si, con la protección intelectual de la mirada fría que regalan los textos.

Una gran mayoría, se refugia en el alcohol, para poner a prueba las capacidades natatorias de las penas reales. Incapaces de enfrentar el mundo se buscan la excusa social de tomarse unos tragos, para vivir una alegría artificial y temporal. Entonces el grupo social los refuerza y la embriaguez se perpetúa para no sentir el dolor normal de la vida cotidiana.

Los más adinerados o quienes creen serlo gracias a la tarjetas de crédito, se refugian en las compras compulsivas para compensar su vacío existencial.

También conozco los que buscan a Dios, sólo en momentos de calamidad o necesidad y le imploran ayuda y milagros especiales, para luego olvidarlo después del servicio prestado.

Yo creo que la vida a veces, tiene momentos difíciles y complicados y otros alegres y llenos de esperanza; pero esto no justifica que vivamos, negando la realidad que nos circunda, diciendo que nada malo pasa, como en la película “La vida es bella”.

Pienso que la inteligencia emocional nos debe permitir conocernos a nosotros mismos, gracias a la adversidad, sin necesidad de refugios peligrosos.

Si deseas profundizar en tu yo interior y explorar tus posibilidades respecto a lo que te rodea, no dudes en llamarme al 806575024