Busca en mi blog o donde quieras

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Va de amor y/o matrimonio

Al principio de las relaciones nos encontramos frases como las siguientes:

"Pero así era el amor: Una cosa inmoral, un monstruo alado, desfachatado, que se saltaba todas las reglas, todas las barreras." Eso lo había dicho Gaspar.
Para Julia el amor era otra cosa. Lo veía mas como un cazador. Un tío de fino olfato. Gaspar la había elegido a ella lo mismo que ella le había elegido a él. Los dos tenían otras alternativas, pero se habían decidido por aquélla...

Pasan los años y el matrimonio es capaz de hacer decir una perla de éstas a Paul:

"Ni siquiera viviendo 200 años es capaz un marido de descubrir como era verdaderamente su mujer.
Quiero decir que podría comprender lo infinito del universo, pero nunca descubriré la verdad sobre ti. Jamás..."

Y de remate uno de mis tangos favoritos, que tiene que ver con este post, o no...

6 comentarios:

Dr.Mikel dijo...

Annie, yo soy de los que no creen en las medias naranjas.
Una persona nunca puede ser la mitad de otra, cada uno ha de ser libre, integro y capaz, con toda su personalidad y singularidad.

Novicia Dalila dijo...

Además que sí, parce, así es la evolución de las parejas normalmente. Incluso cuando han pasado muchísimos años, una vida entera, descubres cosas nuevas en el/la que duerme a tu lado. A mí aún hay veces que me sorprende.... A veces para mal y otras para bien. Esto es un contínuo descubrirse mutuamente.
No creo que sólo las mujeres seamos tan "misteriosas".... ellos tienen también su punto.

Un beso, parcerita.

Houellebecq dijo...

No creo que nadie sepa nunca como es la otra persona. Yo mismo no sé cómo soy. A veces creo que sí pero puedo llegar más lejos en lo bueno y en lo malo de lo que pienso. Sólo hace falta una circunstancia que active el otro Sergio desconocido que no había visto nunca salir a flote. Conocer al prójimo pues ya... eso es imposible. Aunque sí te puedes hacer una idea global. Y hasta saber cosas del otro que él mismo no sabe de sí mismo por falta de perspectiva. Es paradójico.
P.D.Por cierto, ya puse en mi blñog recuerdos del perfil el cuento. He descubierto que publicar no es bueno. Ahora querría cambiarlo todo o meter otra cosa y no puedo echar para atrás. El cuento está en una revista. Inmutable. Así para siempre. Me gusta más el blog. Si veo una falta o algo que no me gusta lo edito. Y así estoy siempre.
Bueno, saludos. He llegado tarde porque ando un poco perdido pero siempre regreso. Para bien y para mal. Besos.

Annie dijo...

Doc estoy totalmente de acuerdo contigo, precisamente por eso traigo a colación este post.

Besos mágicos

Annie dijo...

Parce la diferencia es que el "puntito" lo descubrimos o intuimos desde el principio pero nos negamos a mirarlo, lo mantenemos oculto bajo la alfombra todo el tiempo, porque las pocas veces que nos animamos a levantarla, la sorpresa nos puede dejar en shock.

Un fuerte abrazo y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Hou al parecer te sucede como a mí, tenemos nuestros propios Dr. Jekyll and Mr. Hyde, por desgracia para mí, últimamente creo que Mr. Hyde permanece más tiempo en casa del que quisiera...

Ya leí tu cuento y como te comenté en dos palabras: ME ENCANTÓ!!!!
M'agrada el teu retorn. En el meu cas, sempre és per a bé.

Besos mágicos y que siga la fiesta