Busca en mi blog o donde quieras

martes, 8 de mayo de 2012

Época Colonial

Varias veces he dicho que soy india, (latinoamericana, no hindú) y casi siempre me comporto como tal.
Soy confiada, me creo todo lo que me dicen; soy cariñosa, familiar; alegre y curiosa por mencionar sólo algunos de mis rasgos característicos.

Cuando los españoles descubrieron América lo que principalmente les llamó su atención fue el oro. En la época de la conquista, les cambiaban a los indígenas espejitos y baratijas por su oro. Los indígenas se maravillaban con todo lo que los españoles traían. Nunca habían visto caballos, ni vehículos de guerra, ni mucho menos oír el estruendo de la pólvora. Si los conquistadores hubieran querido, los mayas, incas y chibchas les hubieran entregado tranquilamente todas sus riquezas: oro, plata, esmeraldas y demás piedras preciosas que tanto ansiaban, a cambio de un puñado de caballos y varios espejitos.

Pero los españoles no entendieron a los indios y en vez de hacer un intercambio cultural pacífico, los esclavizaron, los despojaron de todo lo que tenían y prácticamente los aniquilaron. Pasaron de conquistarlos con regalos baratos a colonizarlos con maltrato.

Recién llegada lo llamaba al móvil para preguntarle como iba su día -hola mi vida ¿cómo vas?- Y él me respondía: -¿Qué pasa?- Y yo asombrada por su tono de voz cortante le decía que nada, que sólo llamaba para decirle que lo quería y que lo echaba de menos, así apenas hace un par de horas no lo viera; y luego de colgar lloraba hasta que se me secaban los ojos. 
Recordaba cuando en la época de la conquista era él el que me llamaba a mí y durábamos horas hablando por teléfono. Así que decidí no volver a llamarlo para no incomodarlo.
El otro día mientras esperábamos a que comenzara un evento al que estábamos invitados le dije: -tómame una foto- y me contestó: -No empecemos...- haciéndome una mueca que no necesitó decir más.
Y recordé cuando estábamos en la época de la conquista, cuando me tomaba fotos a cada instante y en todas las poses.
Al día siguiente el cabreo fue porque me embobé retocando una foto practicando lo que estoy aprendiendo en mi curso de photoshop. -También le cogeré manía al photoshop- me dijo, así como se la cogió al Messenger. 
Pero antes, en la época de la conquista, nos sorprendía el amanecer chateando. 

En fin, que ahora estamos en época colonial y hay que adaptarse a los nuevos tiempos. 
TODO PASA y ya llegará el día de la INDEPENDENCIA!!!

5 comentarios:

julia orozco dijo...

Hla mi amiga, vivas la época que vivas eres sol, eres alegria, eres cielo y eres ternura.Nunca olvides que eres ese ser bendecido por los Cielos.Te quiero y humildemente te doy las gracias.Besos de luz.

Sergio dijo...

Uy, qué guerrillera. Pero creo que esa independencia será efectiva, siempre lo acaba siendo. Da igual que sea la india del español o viceversa. Los hombres parece que se vuelven indiferentes antes y tras la conquista pero las mujeres, con tiempo, los acaban mandando a... Bueno, a un mal sitio. De momento podrías enfrentarle a sus miedos y hacerle temer por lo que se puede ir si no se le hace caso se le presta la debida atención. Claro que eso funciona a corto plazo.

Novicia Dalila dijo...

No dejes que te corten las alas, Parce. No dejes que esos pequeños placeres que llenan tu día te los quiten sin motivo. Al final tu territorio particular, ese que todos tenemos y necesitamos, será invadido y manipulado por el simple gusto de saberte conquistada.
Hay cosas y cosas, ya lo hemos hablado tú y yo muchas veces, y esas pequeñas cosas que te gustan y te entretienen no hacen daño a nadie.
En cuanto tenga más rato, te voy a enviar unas cuantas fotos para que me las "trates" con el photoshop... Ya sabes, para el book ;-)

Un beso enorme, parcerita.

Anónimo dijo...

Hay jardineros que olvidan abonar y regar sus plantas, hasta dejarlas morir, pero tu savia es rica y floreces pronto.

Annie dijo...

Ya voy remontando la cuesta otra vez...

Gracias por sus comentarios, por estar siempre, por sus ánimos, por hacerme sentir acompañada, POR TODO!!!

Besos Mágicos