Busca en mi blog o donde quieras

sábado, 23 de febrero de 2013

Días después...

Me duele la cabeza...
No sé si será por todo el licor de manzana que tomé después de la comida, o por el frío que hace, o porque estoy que me reviento!!!

Mi parce que es mi clon me comentó en la entrada pasada: "Ya sabes cuanto me alegro cuanto te leo tan "arriba". Pero nos conocemos muy bien, parce. Estamos a jueves...." Recuerdo que me reí un montón y ayer que hablamos por teléfono se lo mencioné diciéndole que todo seguía bien.
Pero hoy es otro día...

Ya he dicho varias veces aquí que mi estado de ánimo va montado en una montaña rusa, así que sube y baja según se presenten los acontecimientos del día a día. Puedo subir a la cima en un instante y luego precipitarme a la sima más profunda como consecuencia de un gesto, una mirada, un tono de voz.

Lo que todavía me sorprende es que quien vive conmigo eso no lo tenga claro, cuando se supone que me conoce tan bien.
Ya estoy cansada de dar, de ceder, de aguantar, de poner carita feliz aunque por dentro me esté reventando; de mis placeres solitarios imaginando situaciones que jamás sucederán; de soñar con un futuro mejor; de ver como se me escurre la vida como agua entre los dedos y los días pasan y me hago vieja y me doy cuenta que mi proyecto de vida que había construido a pulso y lo llevaba a buen puerto, un día cualquiera lo tiré por la borda por perseguir molinos de viento y ahora es como si nunca hubiera hecho nada con mi vida; de pensar que si alguno de los que me conocieron hasta hace diez años y hoy me vieran, tal vez no reconocerían a la persona en la que me he convertido: Una mujer pusilánime, mantenida y amargada.

Y vuelvo la vista atrás y como cuando estamos mal todas las canciones nos salen, pues hoy también tengo la propia y pienso que me hizo falta tiempo...


"Nos hizo falta tiempo
De caminar la lluvia
De hablar un año entero
De bailar tú y yo un bolero
Mira que hizo falta tiempo.

Nos hizo falta tiempo
Para andar en una playa
Inventar una aventura
Dedicarse a la locura
Dibujarte los antojos
Descifrar que hay en tus ojos
Mira que hizo falta tiempo."

6 comentarios:

S. dijo...

He leído que la tendencia a la depresión viene de cierta parte del cortex frontal que deja pasar más los sentimientos negativos que los positivos. Los que no se deprimen censuran esos pensamientos agónicos de vejez y no alcance de objetivos. Por contraposición los que no se deprimen nunca tampoco tienen grandes momentos de éxtasis. Parece que la cosa está compensada entonces. Aún así siempre apreciamos más lo del otro lado.
Eso no significa que realmente necesites estímulos de fuera mejores o más habitualmente. O no darle vueltas a lo de cumplir objetivos. Siempre te faltará algo por hacer y aunque no lo hagas no pasa nada. Sólo importa que ahora te lo pases bien. Y que si estás mal no hace falta que pongas buena cara porque eso se tiene que saber.
Besos positivos.

Gemma dijo...

Hola Parce,

Poco puedo añadir al comentario que me precede, solo desarte suerte, que encuentres tu camino, que no te revientes mucho si lo tienes tan claro, es para reventarse si no lo tienes claro pero de algo ha servido el tiempo, la juventud derramada...de algo ha servido, seguro.

Un besote

Novicia Dalila dijo...

Te comprendo tan bien, parceringuis¡¡¡ Soy asidua a ese sube y baja, como bien sabes, y aunque mi vida, como también sabes, ha pegado un giro radical y ahora puedo decir sin temor a equivocarme que soy feliz, a veces siento que me falta algo, o más bien, presiento que algo malo va a pasar que me va a arrebatar este estado de tranquilidad y felicidad que disfruto desde hace algún tiempo. Y cuando me vienen a la cabeza esos pensamientos, me hundo, me torturo, me encojo y me siento mal... Pero sé que todos estos nubarrones, que todas estas tinieblas que me invaden de vez en cuando, son pasajeras y que volveré a disfrutar de mi presente sin obsesionarme por el futuro y sin que el pasado me ate.

Un beso muy fuerte, parce.

Annie dijo...

S muy interesante lo que me comentas, no lo sabía.

Seguiré tu consejo y trataré de pasármelo bien, aceptar mi aquí y ahora y no darle más vueltas al asunto. Gracias por tus palabras.

Besos cargados de energía positiva

Annie dijo...

Así es Gemma, la sejuela tiene que servirme para algo jejejeje

Gracias por tus buenos deseos.

Un fuerte abrazo parcera

Annie dijo...

Claro que lo sé parceringuis, somos clones!!!

Eso es lo que trato de pensar cuando me hundo, que yo al igual que vos también en alguna época de mi vida viví un infierno que hoy por hoy es prueba superada, así que debe ser la bobada que me hace amargarme sin tener muchos motivos para ello, o las hormonas, que también ponen lo suyo jejeje

Un besazo parcerita de mi alma.

PS:Falta mucho para el viernes, no sé si aguantaré jajajajaja