Busca en mi blog o donde quieras

miércoles, 6 de marzo de 2013

Un no sé qué...

Si esta entrada la hubiera escrito cuando la pensé, seguramente el tono sería distinto y hasta el contenido también, pero ya han pasado varios días y como mi estado de ánimo vive montado en un vagón de montaña rusa, pues nada, ya hoy es otro día y hasta se me olvidó lo que iba a escribir inicialmente.

Aprovechando mi soledad del fin de semana pasado, me revolqué en la mierda de mis recuerdos y los si tal vez..., como si no tuviera nada mejor que hacer.
En fin, que por variar le volví a dar vueltas a mi situación actual, los remordimientos que me atormentan y la añoranza.

Llegué a la conclusión que de amor nadie se muere; lo que no me quedó tan claro es si todavía la gente se muere de lo que las abuelas llamaban "pena moral", que yo la llamo tristeza a secas.

Me acordé de mi ex que cada dos por tres me cantaba "A Quien" de Pedro Vargas, y lo hacía con tal sentimiento y sinceridad, que por mucho tiempo estuve convencida que si algún día nos separábamos, él se moriría de amor o de pena moral, según se mire...

El caso es que cuando lo dejé no me cruzó por la mente ese pensamiento ni por un instante, y los años han dado cuenta de que él tampoco se murió ni de lo uno, ni de lo otro.

Y ahora que llevo un buen tiempo contraviniendo mis propios consejos y que nada me entusiasma, estoy por creer que es cierto eso de que "la tristeza del alma puede matar mucho más rápido que una bacteria", pues esta melancolía que me consume cada día, me está haciendo sentir que me muero lentamente...


Cambiando bruscamente de tema, después de escuchar al político español José Bono que resume en una frase a la amiga del Rey Juan Carlos: "Corina no es ninguna Mata-Hari, es sólo lo que todos creemos que es.", me hizo pensar que en lo que a vida perra se refiere, de un tiempo para acá la Reina Sofía me está ganando y por varios cuerpos...

6 comentarios:

S. dijo...

Creo que a vida perra te gana mucha más gente que La reina. Hay gente que está como ella y además no tiene casa. Pero es por poner un ejemplo. Porque al final la vida no es perra o no perra por sí misma. Depende de tu estado de ánimo y de si estas preparada para afrontarla. Puedes tener todo lo que te falta ahora y aún así sentirte mal, muy mal. O no tener ni la mitad y sentirte bien. Es por eso, porque no sé si tu vida es objetivamente triste o lo es subjetivamente que no sé si pedirte que pidas ayuda para el alma o por el contrario empezar a cambiar los hechos que te minan la moral(quién dice hechos dice adosado). Sea como sea hay un algo que me hace identificarme en algunos aspectos y en muchos momentos de mi vida con tu situación así que te doy explicaciones pero estoy yo peor que tú. Aunque siempre he pensado que alguien que no puede solucionar su propia vida no está incapacitado para solucionar ajenas. Son dos cosas distintas. Besos y ánimos desde otros problemas y otros "no sé qué" distintos pero parecidos en el fondo.

Novicia Dalila dijo...

Nada que no te haya dicho ya, Parce.
:********************************

Gracias por esas charlitas de viernes. Son vitales para mí.

Novicia Dalila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Novicia Dalila dijo...

He sido yo. Que me había duplicado, parce. ¡¡¡Tanta emociónnnnnnnnnnnnnnn¡¡¡¡
:***********************

Annie dijo...

S tienes razón, lo que pasa es que como las comparaciones son odiosas, prefiero hacerlo por lo alto...

Si es lo mismo que hablamos con mi Parce cuando estamos cayendo en picado, nos ponemos a pensar que peor la están pasando los secuestrados, los niños de Etiopía o los sirios y automáticamente empezamos a subir como cohetes, así que aunque digan que mal de muchos, consuelo de tontos, la verdad es que sirve de vez en cuando...

Mi vida es subjetivamente ABURRIDA, no llega a ser triste, porque eso sería decir lo que no es. El hecho de no tener a mi gordo conmigo no significa que me tenga que cortar las venas, hay muchas mamás en el mundo que no viven con sus hijos y en condiciones peores y sin embargo ni siquiera se quejan, pero como yo soy la contraria del pueblo, pues hala, a lamentarme y hacerme la mártir, pero la verdad objetiva es que no es para tanto...

A mi adosado por ahora no pienso dejarlo porque a pesar de los pesares me hace feliz, pero lo más importante y lo principal es porque lo amo. Y cambiarlo, pues ya tiré la toalla, así es y así seguirá.

Cada uno cargamos nuestra cruz y eso no es óbice para que podamos opinar sobre las cruces de los otros, así que tú puedes decirme lo que quieras y cuando quieras, y la verdad por eso me gusta hablarlo, porque cuando otros miran mis toros desde la barrera me hacen replantearme muchas de mis actitudes. GRACIAS!!!

Mucho ánimo para ti también y besos cargados de energía positiva

Annie dijo...

Parce como ya le he dicho antes a S, el hablar de mis cosas, sobre todo con vos, es muy importante para mí y me ayuda a levantarme cada vez que estoy más caída que teta de gitana...

Te quiero mucho mi parcerita del alma y como te dije, sino fuera por esos raticos y los de aguantar hambre, no sé que sería de mí.

Un besazo y mi cariño por siempre