Busca en mi blog o donde quieras

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Cómo se enamora a una mujer?

Recibí este correo y me hizo mucha gracia por eso lo comparto aquí.

"Cuentan que en el pico más alto del Tibet vive el hombre más sabio del mundo. Cierta vez, un joven acudió a él para descubrir el camino al corazón de una mujer de la que se había enamorado.
Cuando encontró al sabio en la cumbre de la montaña, le preguntó:

'Dime Maestro de los maestros: ¿Cuál es el camino más corto, seguro y directo para llegar al corazón de una mujer?'.

El maestro le respondió: 'No hay camino seguro al corazón de una mujer, hijo mío; solo senderos al borde de precipicios y caminos sin mapas o brújulas, tapizados de peñascos, de arbustos espinosos y con serpientes ponzoñosas'.

Pero, entonces, Maestro: ¿qué debo hacer para conquistar el corazón de mi amada?

Recuerda amado Discípulo: Conserva en tu mente y en tu corazón las enseñanzas y los consejos que te daré... Síguelos fielmente y llegarás al corazón de la mujer que amas.

1. Lávese los dientes.

2. No se rasque los huevos frente a ella.

3. Regálele flores y muchos, pero muchos presentes.

4. Levante la tapa del inodoro antes de orinar y recuerde bajarla después.

5. Lávese las manos antes de salir del baño.

6. No mastique con la boca abierta.

7. No eructe duro, o mejor, no eructe jamás.

8. No sea pedorro.

9. No hable mal de la madre de ella, ámela como a su propia madre.

10. No diga palabrotas.

11. Ría siempre de los malos chistes de ella.

12. No la cele, o si acaso, un poquito.

13. Deje que ella tenga celos de usted. Ella sí puede.

14. No críe barriga. Es más, nunca engorde. Ella sí puede (pero nunca se lo diga).

15. No se demore en el baño. Aprenda a trapear el baño después de ducharse, pero aun así, no se demore.

16. No deje la toalla tirada.

17. No diga que ella no sabe conducir.

18. No llegue tarde a casa. Salga de trabajar y váyase de inmediato para su casa.

19. No se entretenga con los amigos. O mejor, no tenga amigos.

20. No tenga amigas, o mejor, ni siquiera sueñe con tenerlas.

21. Nunca mire ni hable de las tetas o del culo de las amigas de ella.

22. No sea tacaño. Use cuando menos dos tarjetas débito y dos de crédito.

23. No mire a otras mujeres. Es más, entienda de una vez que no existen otras mujeres.

24. No hable de su ex. Usted nunca tuvo a nadie antes que ella.

25. Dígale 'Te amo', al menos 24 veces al día.

26. Aprenda a cocinar.

27. Lave los platos y deje la cocina limpia.

28. Arregle la cama (siempre).

29. Llámela desde cualquier lugar, ojalá cuando usted esté más ocupado.

30. Deje que ella compre ropa, zapatos, etc., siempre que ella quiera. Es más, ayúdela a caminar durante horas eligiendo lo que quiera comprar (y sonría mientras camina).

31. Deje que ella converse durante horas por teléfono, y si puede, páguele la factura del móvil.

32. No ronque.

33. Recuerde, a usted no le gusta el fútbol y odia las carreras de Fórmula Uno.

34. Aféitese todos los días para que no la lastime.

35. No piense solamente en sexo, pero tampoco exagere; propóngaselo con frecuencia, aunque esté cansado y descremado.

36. Respete cuando a ella le duela la cabeza, pero si ella se lo pide, complázcala de inmediato. ¡Ah!, y no se vaya a quedar dormidote inmediatamente después; debe mirarla a los ojos y acariciarla hasta que sea ella quien se quede plácidamente dormida.

37. Diga en todo momento que ella es la mujer más bella que jamás ha visto.


El Discípulo, agobiado, se vuelve para bajar de la montaña y el Maestro le dice: '¡Espera, hijo mío, vuelve acá!'
El Discípulo contesta: 'Nooo, Maestro...

... ¡Ahora entiendo porqué hay tanto MARICA!"

6 comentarios:

Houellebecq dijo...

Jajaja Muy buena entrada. Llena de sentido del humor. Esos son también los deseos de las mujeres pero si se las complace en todo también se invalidan todos los puntos y vuelves al punto de partida. Seguro que hay un equilibrio. Cualquier cosa menos volverme marica. No es que lo vea mal en otros hombres, es que yo no puedo.

Torcuato dijo...

Muchas gracias por los TREINTA Y SIETE consejos Annie. Y luego dicen que no sois complicadas. Entiendo al discípulo. (No en lo de los maricas,¡¿eh?)
Un beso Brujilla.

Novicia Dalila dijo...

Esto lo ha escrito un tío, fijo. Parce, ¡¡¡que no somos tan simples como cuenta el menda este, por favor¡¡¡¡¡¡ :P

Gracias parcerita, me he reído una jartá

Un beso enorme y muy buen finde

Temujin dijo...

¿No os gusta que nos rasquemos los huevos delante vuestro? Joder y yo que lo hago a menudo para ver si os excitáis, lo hago a dos manos... No me creo que eso no os provoque...

Dr.Mikel dijo...

Casi todo es superable, pero eso de rascarse los huevos, es inherente al macho. Tendreis que acostumbraros.

florero_plus dijo...

Una cosa es ser marica y otra no ser suficientemente hombre para estar a la altura de las mujeres, al menos de determinadas MUJERES.