Busca en mi blog o donde quieras

viernes, 7 de octubre de 2011

Hay días...

"Y hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres, 
como en las noches lúgubres el llanto del pinar. 
El alma gime entonces bajo el dolor del mundo, 
y acaso ni Dios mismo nos puede consolar."

                                                Porfirio  Barba Jacob     

Llevo unos días en esa tónica, sin estar triste, pero no sé, es como si tuviera la necesidad de llorar, de lamentarme por algo que a lo mejor me duele, pero que no soy consciente de ello.

Por suerte para mí hace poco un bloguero amigo me escribió un correo que me permitió dejar liberar parte de esa emoción y hoy asistí a un sepelio. Murió de un tumor cerebral la hija de mi vecina, a quien no conocí porque vivía en otro pueblo, tenía apenas 48 años y la noticia de su muerte me afectó mucho, no por ella, sino por su mamá, es que no es natural que una madre entierre a sus hijos y mi vecina ya ha enterrado a dos de tres. 

Cuando llegué a la sala del velatorio la abracé muy fuerte y comencé a llorar, ella me miró con una tristeza infinita y me dijo: "A mí ya no me quedan lágrimas".
En la misa volví a llorar pues una amiga suya como sus sobrinos tuvieron unas palabras muy hermosas y sentidas de despedida para ella, me transmitieron en pocos momentos tanto de su esencia, que fue como si la conociera de toda la vida. 

Hubo un detalle que no debería ni mencionar por frívolo, pero como es primera vez en mi vida que me pasa me impactó. Ella era lesbiana y su condición sexual para el sacerdote estaba clara, a tal punto que se dirigía a su compañera como si de un matrimonio se tratara. No sé como explicarlo, el caso es que yo pensaba que la Iglesia Católica no aceptaba la unión de parejas del mismo sexo y ahí estaba ese cura todo viejito diciendo la misa y aceptando la situación con toda naturalidad.

En fin, que hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres y hoy fue un día de esos...

14 comentarios:

julia dijo...

Una buena amiga mia me dijo en una ocasion,piensa siempre que tanto lo bueno como lo malo,pasa.Le hice caso y asi fué.La mala racha que me llevo hasta esa maravillosa mujer pasó y ahora parece el camino mas alumbrado.Recuerdalo,mi dulce amiga asi es.Besos inmensos de luz.

Houellebecq dijo...

Pues menos mal que he leído el comentario de antes porque si no, hubiese entrado más triste. Esa sensaciónq ue comentas en el blog la conozco de algúnos momentos ocasionales de mi vida. Son como los bordes de la depresión pero no, la depresión es algo más grande y con mayúsculas. No sabes por qué pero el mundo te agobia más de la cuenta. Yo ahora estoy esquivando escoyos y trato de no pensar mucho pero no descarto que en cualquier momento sufra ligeros hundimientos. De todas formas lo grave es lo de tu vecina. Y aún así también saldrá adelante. Aunque no soy ni capaz de imaginar lo que debe pasar esa mujer.
Lo bueno que tienes tú es que lo escribes, lo comentas, etc. Dicen que es la mejor manera de alejarlo, hablarlo o escribirlo y tú lo haces muy bien, he leído tu post como si viera lo que has vivido y pudiera sentirlo. Pero insisto, las palabras de Julia son verdad. Tú lo sabes y yo también. Son rachas. ¿Sabias que ciertos alimentos te vuelven más optimista que otros?

Novicia Dalila dijo...

Joer Parce, y yo sin saber que estabas así??? Me hubiera gustado hablarlo contigo para abrazarte, aunque fuera de lejos...
Pienso que lo peor que le puede pasar a alguien es sobrevivir a sus hijos. Creo que debe ser el mayor dolor que se pueda sentir en esta vida y me parece algo imposible de superar. Hoy por hoy pienso que yo sería incapaz de superarlo. Ese túnel sí que sería más largo del 1/2 metro que nos hace reir tantas veces... Sería eterno.
Respecto al curita... Incluso dentro de la iglesia hay gente "normal", que vive en este mundo y sabe lo que hay. Que pasa de doctrinas y teorías porque sabe que las vidas de la gente no siguen unos patrones pre-establecidos, que el amor no tiene fronteras ni prejuicios, que lo importante es sentirlo simplemente.
Siente mi abrazo, parce, porque es absolutamente sincero, ya lo sabes, y lo que más siento es no podertelo dar personalmente.

Un beso fortísimo con todo mi corazón.

julia dijo...

Mi amiga ¿ESTAS MEJOR?.Este tiempo nos tiene a tods descolocados.Piensa siempre en tí como yo te veo,una mujer fabulosa,llena de vida y de amor,de mucho amor hacias todos por que sin conocerme me ayudaste,y me diste consuelo cuando acudí a tí.Me tiienes para siempre a tu disposición amiga mia.Besos inmensos de luz para que alumbren tu camino,asi te devuelvo la luz que me diste tú.

Dr.Mikel dijo...

Pues si fuese Dios que nos diese consuelo estariamos listos, otra cosa es que te lo creas y además te sirva.

julia dijo...

Dr.Mikel,pues si me lo creo y me sirve.Cada quien es libre de decir,de pensar o de comentar lo que desea.Si a ti ni te sirve,ni te vale,hole por ti.

Annie dijo...

Gracias por tus palabras y apoyo en la distancia mi querida Julia.

Ya estoy bien y por fortuna TODO PASA, los estados de ánimo también. Como decía en el post, no estaba triste pero era como si tuviera una espina clavada en un lugar muy profundo que me punzaba de cuando en cuando y me provocaba dolor, pero parece que ya me la saqué.

A mí creo que no me afecta el cambio de estación por ser latina, pero nunca se sabe; aunque este otoño está como el cuento del lobo, que viene, que viene; y cuando al fin aparezca no lo vamos a creer.

En fin, que me alegra mucho verte asomada a mi ventana tantas veces, sentir tu compañía, saber que tu mala racha ha pasado y que todo te va de maravilla, ojalá sigas así.

Besos mágicos, un fuerte abrazo y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Hou sé que me entiendes perfectamente, porque a pesar de ser de diferentes quintas(con todo lo que eso implica) nos parecemos mucho.

Hace muuuuchos años que no tengo un cuadro de depresión con mayúsculas como dices tú, de esos que no te levantas de la cama en días y duermes 48 horas seguidas, por suerte para mí creo que eso ya es prueba superada. Lo de ahora fue una bobada, un bajón que mirado en retrospectiva ni siquiera el motivo valió la pena, pero así soy, me duelen las bobadas...

Mi vecina está mejor dentro de lo que cabe, vive sola y cada vez que me la encuentro en la escalera (no he sido capaz de visitarla porque me derrumbaría) me quito el sombrero ante su fortaleza; me habla como si nada le hubiera pasado, hasta ríe, sigue haciendo su vida normalmente. Como dicen en mi tierra: Es una vieja berraca!!!!!

Sabía de los alimentos afrodisíacos pero no de los que volvían a la gente más optimista, aunque la verdad no los necesito, soy de las que veo el vaso medio lleno.

Besos mágicos

Annie dijo...

Parce pienso lo mismo que vos, me acuerdo de cuando le dieron las dos puñaladas a mi hijo por atracarlo y me estremezco de sólo pensar que me lo hubieran podido matar. Yo es que seguramente ese día también me muero con él, tampoco lo soportaría, en cambio ella, si la vieras, tan entera, tan vital, y lo peor viviendo sola, eso es lo que más me impacta y a la vez me conmueve.
Soy una cobarde, porque otra fuera, la visitaría cada día, pero no soy capaz, aún no me siento preparada y sé que mi visita en vez de ayudarla le haría mal, por eso no voy.

El curita es un fenómeno, (en el buen sentido) entiende el amor como debe ser, como un sentimiento puro entre dos personas, sea cual sea su condición y su sexo. Mi admiración por siempre para él.

Parce tú siempre estás para mí, así creas que no, así no te des cuenta, siempre estás... Te quiero mucho por eso y por todo.

Un fuerte abrazo y mi cariño por siempre

Annie dijo...

Doc en ningún momento he dicho que Dios me de consuelo, simplemente cité una estrofa de -Canción de la vida profunda- de Porfirio Barba Jacob para esbozar la tristeza que enmarcaba mi post, porque no sé si tú tienes hijos, pero así no los tengas, creo que se reconoce de bulto que para una madre perder un hijo debe ser lo más triste y desolador que le puede pasar.

Tampoco pretendía comparar mi estado de ánimo con el de mi vecina, nada que ver, como ya he dicho anteriormente.
En fin, que cada uno busca consuelo en lo que tiene a mano, pero en el caso concreto creo que me malinterpretaste.

Besos mágicos

Ricardo Miñana dijo...

Muchos ánimos y espero hayas superado la mala racha.
feliz semana.

Annie dijo...

Ricardo bienvenido y muchas gracias por dejar tu huella al asomarte a mi ventana.

Gracias por tus palabras y sí, por fortuna ya es prueba superada.

Besos mágicos

David C. dijo...

Si he pasado por esos días. A seguir adelante no más.

Annie dijo...

David bienvenido y gracias por asomarte a mi ventana y dejar tu huella.

Tienes razón, lo único que queda es seguir adelante, no hay más...

Besos mágicos