Busca en mi blog o donde quieras

lunes, 20 de mayo de 2013

Recuerdos

Este fin de semana hubo dos hechos puntuales que me hicieron recordar situaciones de mi pasado, que por lejanas en tiempo y distancia, me parece que las soñé. Pero lo más curioso es que la mente nos juega malas pasadas que no contamos con ellas. 

Se supone que los recuerdos de mi exmarido los debería tener más vívidos en mi memoria, no en vano fueron casi veinte años juntos y un hijo en común. Pero al contrastarlos con otros recuerdos, no fue así. 

Los recuerdos de M (C para mí) alguien a quien no conozco personalmente, del cual ni siquiera estoy segura de su nombre ni su apariencia física, fueron más fuertes. Al leer ese texto (que ni siquiera era suyo) mi mente voló a esos días en que lo esperaba impaciente, en que bastaba con leer una línea suya para ponerme a cien. Recordé nuestros ratos juntos, las charlas que me excitaban el cuerpo y la mente, los días en que me sentí DIVINA gracias a que él estaba en mi vida... 

Hoy sólo me quedan los recuerdos; no tengo manera de leer nada suyo, pues si tiene blog desconozco su perfil y dominio, y cuando alguna vez hemos cruzado algún correo, ya ni siquiera siento nada... 
Ahora simplemente somos un par de desconocidos con algunos recuerdos en común.

4 comentarios:

S. dijo...

Sí, ya veo que la lluvia del fin de semana ha activado todo ese caudal de nostalgia y recuerdos. Y creo que sigue.
La importancia de lo que ocurrió hace tiempo es sólo subjetiva. Lo que nos importaba mucho, ahora no nos importa y lo que no nos importaba tanto puede que ahora cobre nuevos matices de interés. Eso demuestra que absolutamente todo lo que sentimos nos viene más de dentro que de los estímulos externos. Que sólo queremos o amamos o nos emocionamos con las construcciones fantásticas que hace nuestro cerebro. El problema es que cuando nos enredamos con esos sentimientos no hay manera de razonarlos.
Si sintiéramos hoy en día lo mismo que sentimos por todas las personas que hemos sentido a la vez, nos bloquearíamos. El olvido también está para ayudar.
Besos.

Borja F. Caamaño dijo...

Es lo que tiene el mundo blog... en ocasiones es mejor apartar la nostalgia de nuestro camino.

Annie dijo...

S tienes mucha razón cuando dices: "La importancia de lo que ocurrió hace tiempo es sólo subjetiva." Y también en tu última frase: "El olvido también está para ayudar."

Creo que soy muy afortunada porque tengo una gran capacidad de olvidar, sobre todo las cosas malas que me han pasado, aunque no faltará quien me diga que es todo lo contrario, porque siendo así, jamás aprendo de mis errores, pero eso es como quien ve el vaso medio lleno o medio vacío.

En fin, que me lío y a lo que voy es al hecho de que me llamó la atención que en mi memoria, en un determinado momento, tuviera más peso un desconocido que mi ex.

Besos cargados de energía positiva y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Borja bienvenido y te agradezco el que te asomaras a mi ventana y dejaras tu huella.

Así es, este mundillo de los blogs, como todo, tiene sus más y sus menos, lo importante es tratar de tener siempre el polo a tierra.

Besos y feliz inicio de semana para ti también