Busca en mi blog o donde quieras

lunes, 30 de noviembre de 2015

Aniversario


Si esa tarde ella hubiera sabido que 20 años después estaría sola, gorda, lejos de todo lo que ama, llorando y tiritando de frío, tal vez no se hubiera quedado dormida ni un segundo...

Seguramente su encuentro lo habría pactado más temprano y ni por equivocación le hubiese dejado desperdiciar tanto tiempo en conversaciones tontas; se debería haber fijado en todos los detalles para retenerlos en su memoria y ahora recrearlos para sentirse acompañada y alegrarse un poquito la tarde, pero no lo hizo, simplemente se lanzó de cabeza en sus brazos sin pensar en las consecuencias, sin saber siquiera cuanto duraba la inauguración de un Metro y si alguien notaría su ausencia en el acto.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Vaya sorpresa de las buenas encontrarme con esa actualización tan esperada(aunque ya desesperaba). Aunque sea con ese tono agridulce. Pero vaya manera apoteósica de abrir. Vaya un "entre líneas" que me llena la cabeza de ideas. Espero que todo vaya bien y se te pueda ver más por tu propio espacio.
En este cuento corto está toda tu nostalgia destilada. De todas formas, el presente, por malo que sea nunca es definitivo ni es para siempre. Besos

Annie AO dijo...

Ay Sergio que me haces sonrojar y no es por el frío ;)
El presente no es malo, que tampoco es como lo imaginaba, pero bueno, ahí vamos tirando como dicen aquí.
El pasado ahora me parece tan lejano, que a veces creo que me lo inventé...

Gracias por leerme, por estar, por todo.

Besos cargados de energía positiva y feliz inicio de semana