Busca en mi blog o donde quieras

martes, 23 de abril de 2013

En capilla...

Así es, parafraseando el argot taurino, a esta hora hace cinco años estaba en capilla, es decir, preparándome para el gran momento, el SÍ QUIERO.

Es curioso como los acontecimientos que influyen en nuestras vidas de alguna manera nos marcan para siempre. Tales como: El primer beso, la pérdida de la virginidad, el nacimiento de un hijo, el matrimonio, la muerte de un ser querido, y todos los demás hechos que sean importantes para cada uno. 
Yo como soy la contraria del pueblo no recuerdo acontecimientos que para otros son importantes, como por ejemplo el primer día de trabajo o recordar el valor del primer sueldo, el día que se compró el primer coche y su valor, el número de parejas que se han tenido, yo a lo sumo recuerdo con precisión el número de maridos y eso porque sólo han sido dos...

En fin, a lo que iba es que hace cinco años tenía una ilusión grandísima porque ese matrimonio me permitiría reencontrarme con mi adosado aquí en España, pero al mismo tiempo me sentía la mujer más infeliz del mundo pues pensaba que ninguno de mis matrimonios fue como lo soñé de niña, (casándome de blanco, por la iglesia, con una fiesta y luna de miel paradisíaca) todo lo contrario, fueron bodas efectuadas por mero trámite y en las dos iba vestida de negro; en la primera incluso ni siquiera llevé ramo ni nos tomaron fotos, en la segunda por suerte gracias a mis primas y a la caballerosidad de mi adosado, de esa por lo menos tengo un bonito recuerdo.

4 comentarios:

S. dijo...

Bueno, al importancia de ciertos sueños parece que no viene más que de lo que nos dicen de pequeño-a que es bueno. Yo ni eso. De pequeño quería ser astronauta(entre otras cosas) y aunque voy a la luna suele ser sólo con la imaginación. Una boda con vestido blanco no es la culminación de nada si lo que viene después no sirve. Pero no me queda claro si no tenías opción con lo del vestido o sí.
Desde luego cinco años ya empieza a ser tiempo. Para mí parece como si fuera ayer porque nunca olvidaré ese año(para mal) pero han pasado muchas cosas desde entonces.
Ay, las bodas, como me hacen soñar las bodas y me emocionan,ja,ja,ja
Besos.

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Enhorabuena parceringuis¡¡¡ Esta será la definitiva, no??? :P
Yo sí recuerdo algunos de esos datos que dices (otros no) y tengo otras "lagunas" que me joden mucho, por ejemplo, no recordar cuando se les cayeron los dientes a los niños y ni siquiera tener uno de recuerdo, y cosas así....


Un beso muy muy fuerte para vos y otro para ese hombre ¡¡¡ :D


Annie dijo...

S con lo del vestido no tuve opción.
La primera boda me casé porque estaba embarazada, ya convivíamos y nos agarramos (peleamos) la noche anterior, así que al otro día salimos para la Notaría muertos de la ira y yo me puse el primer vestido que encontré. (uno negro) No hubo luna de miel por la misma razón, de hecho esa noche fue la única de mi anterior matrimonio que no dormí en casa porque la pelea nos duró varios días. Fue la peor boda que alguien pueda tener.

En la que cuento, es decir, la segunda. Nos casamos para obtener mi visado y por poder. Así que tampoco me pareció que fuera muy importante el ir vestida de "novia". Esta vez sí fuí muy arregladita, con ramo y todo (el que llevaba inicialmente regalado por mis primas, pero al llegar a la Notaría me encontré que mi adosado me había encargado el de la foto, toda una sorpresa) pero la falda, curiosamente como en mi primer matrimonio, también era negra, me imagino que será por la idea que el color negro denota elegancia.

Puedes creer que de ese año 2008 no recuerdo nada más??? Por suerte todo cambia...
El tema de las bodas ya sé que te seduce jajajajaja

Besos cargados de energía positiva

Annie dijo...

No te creas Parce, sigo contando jajajajajajaja Mentiras!!!!

Yo guardé los dientes de mi gordo y en estos días que abrí la caja donde los tenía los encontré casi todos quebrados, me imagino que por tanta mudanza...

En fin, que a mí a veces hasta me preocupa no recordar muchos acontecimientos de mi vida que se supone son relevantes y pienso que si así estoy a estas alturas del partido, no me quiero imaginar cómo será dentro de 20 años...

Un besazo y mi cariño por siempre