Busca en mi blog o donde quieras

viernes, 19 de abril de 2013

Miénteme

Desde pequeños a todos nos han enseñado que siempre debemos decir la verdad, pues la mentira, así como el fruto del bien y el mal, está prohibida para el ser humano.
Está mal visto que una persona sea mentirosa, hay quien ni siquiera consciente las llamadas mentiras blancas, pero como soy la contraria del pueblo, a mí sí me gustan las mentiras, sobre todo aquellas que me hacen sentir bien.

Anoche salí con F y entre caña y caña me fui de la lengua... No es que me preocupe compartir con ella ciertos acontecimientos acaecidos en mi vida, pero no sé, aquí siempre voy por delante con un halo de mujer buena y decente que hubiera debido mantener, incluso delante de mi amiga.

También estuve hablando con alguien que es demasiado racional para mi gusto y ahora que rememoro esa charla, me pregunto porqué le cuesta tanto decirme lo que quiero oír, así no sea verdad, si el hecho de que me mienta no tiene ninguna consecuencia.

Procuro decir la verdad siempre que puedo, pero a veces es bueno dejar volar la imaginación, y si se atraviesa alguna "mentirilla" en el proceso que te haga feliz, ¿qué mas da?

Hoy otra vez críptica, ya lo sé, mais c'est la vie

4 comentarios:

S. dijo...

Pues sí, la oscuridad de tus palabras de hoy a duras penas se intuye. Es un post evocador en el que entro como en una mañana radiante pero que al finalizar se vuelve tormentoso precisamente porque se oscurece(voluntariamente, claro). Desde luego un reflejo claro de tu cambiante estado de ánimo reciente.
Sobre el otro tema tengo que decir que yo también soy un amante de la mentira que se usa con buena intención. La mayoría de las malas mentiras son terribles y peligrosas para el que las suelta pero las piadosas y bienintencionadas son muestra de buen gusto, de buenas maneras y de buenos sentimientos. Algunas mentiras con buena intención se acaban haciendo verdades.
Buen fin de semana aunque a lo mejor recibes esto cuando ya haya pasado.
Besos.

Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Parce, a ver si nos controlamos, eh???¡¡¡ ¿¿Tú sabes las malas consecuencias que puede tener el irse de la lengua en un momento de esos de descontrol??¡¡¡
Pareces nueva, joer¡¡¡
Pues aquí no somos clones parceringuis. Yo no soporto la mentira, ni siquiera la blanca esa que dices. Creo que es lo que peor llevo... Cuando alguien me miente y descubro que me ha mentido, para mí algo se rompe en esa relación (de amor, de amistad, familiar...). No puedo con ello. Si me mienten, que se esfuercen un poquito en hacerlo bien y que yo no me entere nunca nunca nunca...

Un beso muy fuerte, parce, y feliz semana.

Annie dijo...

Así es S, yo y mi montaña rusa...

En cuanto a lo que dices sobre las mentiras que se hacen verdades, confieso que me ha pasado. De tanto repetirlas, algunas incluso ya he olvidado el hecho real.

Me acuerdo también de las mentiras que yo misma me decía sobre la cabaña que teníamos con mi ex a orillas del mar. Todo el año repitiéndome que era un paraíso, que siempre que íbamos la pasábamos genial, etc., y cuando llegábamos me estrellaba de golpe con la realidad del calor, los mosquitos y las incomodidades que odiaba.

Leí tu comentario el finde, y la verdad (aquí nada de mentira piadosa) es que me animó mucho y hasta me emocionó.

Besos cargados de energía positiva y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Parce es que me tomo unos tragos y se me afloja la lengua, además, creo que con mi sejuela he vuelto a la niñez jajajajaja

Ya lo sé mi parcerita del alma, precisamente por eso creo que eres a la única persona que jamás le he dicho mentiras, cuando ha habido algo que me da corte contarte, prefiero no decirte nada a mentirte, porque sé que tarde o temprano te lo contaré pues contigo no tengo secretos.

Un besazo y mi cariño por siempre