Busca en mi blog o donde quieras

jueves, 19 de enero de 2012

Las 5 culpas más comunes de la gente antes de morir

Un 'ranking' que hizo Bronnie Ware una enfermera australiana entre pacientes terminales durante los ocho años que cuidó y acompañó a cientos de personas mientras se morían se volvió 'best seller'.

La tristeza profunda de no haber llevado una vida auténtica -sino la vida que otros querían- fue el lamento que más oyó.
Esa afirmación, que al principio fue tan solo un párrafo en su blog, (leído por más de 3 millones de personas en su primer año) se convirtió en el pilar del libro. Los 5 principales remordimientos de los moribundos, hoy best seller en varios países europeos.

La segunda tristeza común entre los pacientes de Ware, que acompañó en turnos de 12 horas, uno a la vez y en periodos que iban de entre 3 a 12 semanas, fue la frustración de haber trabajado mucho y haber compartido poco. Esa tristeza, dice en su libro, fue casi exclusiva de los hombres. Bronnie Ware nunca fue una enfermera calificada, aunque dice que tantos años de experiencia le enseñaron muy bien el trabajo de acompañante hacia la muerte. "Las conversaciones siempre eran muy personales, ya que generalmente solo estábamos en la casa el enfermo terminal y yo. Todos los hombres lamentaron profundamente haber trabajado mucho. Se perdieron la niñez de sus hijos y la compañía de sus esposas".

Tal vez la locuacidad de Ware tiene que ver con lo que ella ha establecido como la tercera culpa: la incapacidad de expresar los sentimientos. Dice que muchas personas desarrollan enfermedades que se originan en la amargura y en no permitirse expresar lo que se tiene adentro.

Y ese punto tiene mucho que ver con los dos que le siguen, "ojalá me hubiera quedado en contacto con mis amigos" y "ojalá me hubiese permitido ser más feliz". Para ella, muchos quedaron atrapados en sus propias vidas y renunciaron a amistades de oro. "Vi un muy profundo remordimiento por no haber brindado a esas amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían. Todos extrañan a sus amigos cuando se están muriendo", finaliza.

THE TOP FIVE REGRETS OF THE DYING -nombre original del libro- todavía no ha sido traducido. La australiana está en conversaciones con una editorial española y espera poder lanzarlo en castellano a finales de este año. Por ahora, si desea resarcir sus culpas antes de que sea demasiado tarde, visite la red. Allí estará Bronnie.

Cuando llegue mi hora puede que tenga otra clase de culpas o remordimientos, pero ninguno de los que habla Bronnie Ware en su libro, he vivido a mi manera como dice la canción, trabajo en su justa medida y a pesar de no estar físicamente con los míos sigo compartiendo con ellos cada día a través del teléfono e Internet. En cuanto a expresar mis sentimientos creo que peco por exceso, a veces soy demasiado melosa y digo más de la cuenta, incluso en algunas ocasiones se ha prestado a equívocos pues se confunde tanta manifestación de cariño con otra clase de sentimiento que no he soñado en sentir, pero así soy y no pienso cambiar, me gusta ser cariñosa y expresiva. Sigo en contacto con mis amigos, los de antes, los de ahora, los de siempre, para mí son muy importantes y como he dicho muchas veces, son mi mayor tesoro. Y más feliz seguramente lo seré, aunque yo no creo en el concepto de felicidad como tal, creo en que existen momentos felices, y de esos he tenido montones!!!!!!!!!! 

10 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

parce, me pasa como a vos :P...
Ninguna de esas culpas me atormentará en mis últimos momentos. Lo único de lo que ya me estoy arrepintiendo es de tantos cabreos sin sentido o absurdos que nos han hecho perder tanto tiempo precioso. Pero eso, como ya lo sé, lo voy solucionando desde ya. Quiero decir que desde que soy consciente de eso, apenas me duran los enfados con nadie, y mucho menos con la gente que quiero, claro.
Y otra cosa que quizás lamente al final y que aún sabiéndolo no le pongo remedio, es no haberme cuidado más... Haber hecho tantas barbaridades que me afectan físicamente y que seguramente me llevarán sin remedio a una muerte algo prematura para lo JOVENCÍSIMA que soy :P:P

Así que cruzo los dedos para que este cuerpo aguante muchos años más. Los suficientes para moderarme :D

Un beso muy fuerte, parcer

David C. dijo...

Excelente lo que compartes. gracias.

Pd: Te invito a que visites mi blog de cine, ahí también publico cuentos míos.

Houellebecq dijo...

No sé si me importará eso llegado el caso pero desde luego podría llamar más a algunos de mis amigos y hasta familiares. Porque lo de ese libro debe ser cierto. Lo he escuchado incluso en supervivientes de tragedias que pensaron que morirían y les venía precisamente eso a la mente. Nadie queire morir solo, esa es otra. Supongo que cuando sientes que te vas te da la prisa por dejar un último mensaje a los que quieres y ya no te importa ser tu mismo porque no te condiciona nada. Me gsutaría saber como se puede vivir una vida sin dejarse agobiar por el trabajo y esas cosas. Una cosa es saber cómo seríamos felices y otra es poder hacerlo sin dinero. Desgraciadamente tenemos que caer de vez en cuando en trances que no queremos pero por los que tenemos que pasar. Yo intento pasarlo lo mejor posible mientras puedo. Besos

Ricardo Miñana dijo...

Esos momentos felices son los mas importantes.
que tengas buen fin de semana.
un abrazo.

Daltvila dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada que lleva a reflexionar.
Yo creo que me lamentaría, bueno creo que ya lo hago a menudo, de que la vida sea tan corta. Me gustaría hacer tantísimas cosas y dispongo de tan poco tiempo!
Con el paso de los años, la vida corre más deprisa aunque el tiempo avance a la misma velocidad.
Quiero más tiempo para hablar con mis amigos, compartir mi tiempo con ellos,pararme tranquilamente a charlar con un vecino cuando salgo a pasear a mi perra, leer muchos libros, cocinar muchos platos, tumbarme al sol antes de que se vaya a dormir,...
Cada día procuro eliminar o reducir las ocupaciones obligadas pero me resulta muy difícil.

Un fuerte abrazo

Annie dijo...

Parce por algo lo repito hasta al cansancio: SOMOS CLONES!!!!!

Aunque discrepo contigo en lamentarme respecto al no cuidarme y el hecho de que me importe morirme prematuramente, al contrario, antes mi deseo era morirme al cumplir los 40, pero bueno, uno que no se me cumplió... A mí me da igual morirme a la edad que sea, siempre y cuando me muera antes que los míos, egoísta que soy y como no me gusta sufrir, pues hala, que les toque a ellos jajajajaja

Un beso muy fuerte y feliz inicio de semana

Annie dijo...

Gracias a ti David por volver a asomarte a mi ventana y dejar tu comentario.

Si me he pasado por tus blogs y empecé a leerte pero la verdad es que no acostumbro leer en Internet textos muy extensos y los tuyos lo eran, así que no llegué al final, pero lo que leí me gustó y mucho.

Besos mágicos

Annie dijo...

Hou soy de las que creo que el dinero no da la felicidad completa, sólo el 99.9% de ella, pero así y todo también me las he apañado hasta ahora para como dije, haber tenido montones de momentos felices...

Así que sigamos pasándolo lo mejor que podamos!!!!

Besos mágicos y mucha energía positiva

Annie dijo...

Ricardo bienvenido y gracias por asomarte a mi ventana, no estoy segura si te había visto antes por aquí, pero como ya me visita el primo alemán de cuando en cuando mejor me curo en salud.

Tienes razón, sino fuera por esos momentos felices y los de aguantar hambre... (como decía un amigo mío Q.E.P.D.)
Me paso por tu blog a corresponder tu visita.

Besos mágicos

Annie dijo...

Daltvila que gusto tenerte de nuevo por aquí!!!
Es que tú eres una niña muy ocupada, pero eso está bien, la pereza es la madre de todos los vicios; pero no te preocupes, cuando menos pienses sacarás tiempo para hacer todo eso y mucho más, es cuestión de organizarse, te lo dice alguien que no sabe nada de eso jejejeje

Un besazo mágico preciosa