Busca en mi blog o donde quieras

martes, 3 de abril de 2012

BIENVENIDOS A LA LIBERTAD!!!!!!!

Estoy tan feliz, tan feliz, tan feliz!!!!!!!!!!!! 

No encuentro las palabras de alegría y emoción para describir lo que siento por la liberación ayer de los policías y militares secuestrados por las Farc, que llevaban catorce años pudriéndose en vida en las selvas de Colombia.

14 años se dice pronto ¿eh? Pero pongan el retrovisor y piensen en todo lo que han hecho en ese tiempo...
En mi caso por ejemplo, he cambiado de marido, profesión y países; mi hijo que era un niño que hacía lo que yo le indicaba, ahora es un hombre que toma sus propias decisiones; he aprendido otros idiomas; aunque no estoy a la vanguardia de todos los avances tecnológicos de hoy en día, por lo menos los aparatos tecnológicos comunes no me embisten; me han salido algunas canas y arruguitas, pero por suerte y bendita sea la cosmética existen los tintes y cremas; y así podría seguir hasta el infinito...

Los pasos de libertad
No fueron dos, tres o cuatro, como se especuló. Fueron los 10 últimos secuestrados de la Fuerza Pública -según las Farc- los que aterrizaron ayer en el aeropuerto Vanguardia de Villavicencio, a las 5:38 p.m.

Lentamente, lívidos, afeitados, vestidos con un overol verde militar y entre sonrisas y lágrimas, se fueron bajando, uno a uno, los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza. También los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.

Todos, llevados del brazo por médicas del Ejército, fueron cruzando la pista de aterrizaje, agarrando bolsas, uno que otro bastón, colgando de la espalda, como capa, la bandera de Colombia y hasta acompañados por un zaíno o puerco de monte que llegó de la selva. Después pasaron a los requisitos de rutina y a las 6:28 p.m. salieron en un avión para Bogotá, al encuentro con sus familiares en el aeropuerto de Catam, adonde llegaron cercanas las 7 de la noche.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), a eso de las 4:45 de la tarde partió el helicóptero de regreso a Villavicencio, desde algún punto selvático entre los departamentos de Guaviare y Meta. En ese momento ya habían dejado atrás las cadenas, un alivio para ellos y para toda su familia, que llevaban en zozobra entre 12 y 14 años.

Desde el aire la exsenadora Piedad Córdoba, dijo a través de Twitter: "Todos quieren saltar del helicóptero. Llegaron a la libertad, cumplimos y ahora seguimos por la #PazColombia".

"Esto es una gran alegría, (...) vamos a estar con mi hermano, finalmente libre", declaró Diego Fernando Lasso, el hermano menor del sargento mayor de la Policía, César Augusto Lasso Monsalva.

El sargento de la Policía, José Libardo Forero en el aeropuerto de Villavicencio aseguró que estaba bien de salud y que desde el 11 de noviembre de 2011 las Farc le notificaron que sería dejado en libertad.

"Estamos ansiosos después de tanto tiempo y todo el proceso ha sido difícil, porque en las anteriores liberaciones estuvimos esperando que su nombre estuviera incluido", afirmó Víctor Manuel Rojas Medina , hermano mayor del intendente Jefe de la Policía, Wilson Rojas Medina, al conocer la buena nueva para su familia.

Ahora empieza una nueva etapa para los cuatro militares y seis policías, héroes de nuestra patria, un camino que ni siquiera me atrevo a imaginar. El reencuentro con sus familias, tantas cosas nuevas que se encontrarán, alegrías y desengaños también, porque no todos tienen la fortaleza para esperarlos tanto tiempo...

Cuando alguien habla mucho se dice: "Este habla más que un perdido cuando aparece", pues en Colombia lo cambiamos por: "Este habla más que un secuestrado cuando lo han liberado".

6 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Me uno a tu alegría, parce. Siempre es un motivo de alegría ver que pasan cosas así...
Yo imagino que debe ser muy complicado ahora reinsertarse en la vida anterior. Para ellos y para sus familias. 14 años apartados de su vida, de los suyos... recuperar todo eso es imposible, pero además, seguramente todos habrán cambiado mucho, aparte del trauma por lo vivido, especialmente los secuestrados... Tendrán que hacer todos un gran esfuerzo por seguir adelante y asimilar la nueva situación...
Les deseo toda la suerte del mundo.

Un beso muy fuerte, parcerita, y muy feliz semana.

Sergio(antes Hou) dijo...

No puedo imaginar cómo debe ser esa gente después de 14 años. Probablemente ya no son ni de un mundo ni del otro. Tendrán ideas de sus secuestradores tanto como las propias cuando los agarraron.Otra cosa importante de este asunto es que hay algo que está cambiando allí y parece que para bien. Supongo. Besos.

Adriana Gonzalez dijo...

vi la noticia ayer... me alegro tanto por ellos y por colombia! es un gran paso!

Annie dijo...

Gracias Parce, sé que te alegras de corazón.

El esfuerzo será titánico, pero estoy segura que lo superarán, son unos héroes!!!! Para Robinson Salcedo Guarín por ejemplo, uno de los militares, ésta es su su segunda odisea, la primera fue en 1985 cuando sobrevivió a la avalancha de Armero.

Un fuerte abrazo parcerita de mi alma y mi cariño por siempre

Annie dijo...

Sergio lo segundo que apuntas es lo mejor de todo, algo está cambiando para bien en Colombia, esperemos que siga así y muy pronto todos los secuestrados estén libres junto a sus familias, nadie tiene porqué padecer esta pesadilla horrible...

Besos mágicos cargados de energía positiva

Annie dijo...

Así es Adriana, paso a paso llegaremos a donde Colombia debe estar. Un país con todos sus habitantes libres y en paz.

Besitos mágicos ángel